La promesa del retorno se cumplió para los fans de La Oreja de Van Gogh, quienes pudieron disfrutar de los nuevos éxitos y las nuevas versiones de los clásicos del grupo español como parte de la gira del álbum “Primera Fila”.

La espera en el Auditorio del Pentagonito terminó a las 21 horas con cincuenta, hora en que Leire Martínez y compañía hicieron su ingreso para iniciar el show regalando “Rosas”.

Acto seguido, “El último vals”, “Cuando dices adiós”, “Mi calle es Nueva York” y “20 de enero” crearon el cocktail perfecto de pasión y energía que, pese al rigor de los asientos, armó una fiesta en la que nadie permaneció sentado.

MÁS CERCA DE TI

En esta segunda cita, La Oreja de Van Gogh quería más de cerca a su fiel amante, Lima, que en aquel 2012; por eso “Palabras para Paula” fue el tema en el que Martínez pidió a todos que “dejaran de hacer caso un poco a los de seguridad”. En la intimidad de la melodía acústica, un fan atinó a regalar un ramo de rosas a la voz y musa del grupo.

VOCES PERUANAS

Como ya se había anunciado, las colaboraciones no podían faltar como parte de la propuesta de la gira, es por eso que tres artistas nacionales subieron a escenario. El himno “La playa” estuvo a cargo de un entusiasta Diego Dibós, la balada “María” se compartió con la romántica Nicole Pillman y, finalmente, la dos veces nominada al Grammy Latino, Pamela Rodríguez, se fusionó mágicamente con la banda para hacer realidad los “Deseos de cosas imposibles”.

Tras regalar hits como “París” o “Día Cero”, el pack se perdió en la oscuridad para sentir el grito de Perú por más amor e historias al viento. Luego de un corto silencio, el single de presentación del disco llegó y el público bailó al ritmo de “El primer día del resto de mi vida”.

Finalmente, envuelta en nuestra blanquirroja, Leire cerró la velada con “Cometas por el cielo” y “La niña que llora en tus fiestas”, un doble beso de despedida para una cita en la primera fila que, por supuesto, promete repetirse.

Por: Álvaro Rondón (@alvaro_maniac)