La animadora infantil, quien ahora disfruta de una nueva etapa televisiva señaló que fue bastante duro para ella tomar la decisión de alejarse del público infantil. De otro lado, María Pía Copello sostiene que le resultaría imposible ser como Yola Polastri.

“Este año es último de mi etapa infantil, en enero no habrá regreso, aunque el público lo pida. Fue una decisión dolorosa porque dejo una etapa muy significativa de 12 años. Uno no puede aferrarse a una etapa toda la vida, no sería como Yola Polastri”, dijo Copello al diario Perú21.

NERVIOSA

Por otro lado, María Pía dijo sentirse un poco nerviosa, pero a la vez entusiasmada por el estreno de Todos los Bravos. “Los nervios siempre estarán. Ha sido muy bueno y divertido trabajar detrás de cámaras, y dirigir un programa”, dijo.

REGRESARÁ A LA CONDUCCIÓN

Finalmente, Copello dijo que viene cocinando una nueva producción, en la que esta vez será la conductora. “Con Aldo Miyashiro tenemos otro proyecto televisivo en el que me podrán ver frente a cámaras. El proyecto será presentado a la prensa en el mes de mayo”, sostuvo.