Adolf Hitler: estas fueron las 4 "brujas nazis" más sanguinarias

	Estas fueron las cuatro mujeres más sanguinarias del régimen nazi. (Foto: Getty Images)

Estas fueron las cuatro mujeres más sanguinarias del régimen nazi. (Foto: Getty Images)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com08.03.2017 / 11:59 AM

A continuación te contamos quiénes fueron las mujeres más sádicas del nazismo. Ellas eran conocidas por el amor insano que le profesaban a Adolf Hitler y la crueldad con la que trataban a los judíos presos en los campos de concentración.

Estas “brujas nazis”, como las llamaban los judíos, los sometían a crueles castigos que iban desde látigos en el agua y durante todo el día, hasta el despellejamiento de sus cadáveres para hacer tapices de muebles o cueros.

*Irma Grese, ‘El ángel de Auschwitz’

Fue una supervisora de prisioneros en los campos de concentración de Auschwitz,Bergen-Belsen y Ravensbrück durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1943 Grese fue transferida a Auschwitz, donde tenía a su cargo a 30.000 prisioneras judías. Ahí asesinó con látigos a cientos de personas, torturó a niños, cometió abusos sexuales y dejó que perros se lanzaran encima de las prisioneras para devorarlas. Fue condenada a la horca en el Juicio de Bergen-Belsen.

Ilse Koch, ‘La bruja de Buchenwald’

Era esposa de Karl Koch, coronel de las Schutzstaffel alemanas (SS) y comandante del campo de concentración de Buchenwald. A pesar de su cargo, trabajó cmo supervisora de prisioneros.

Koch seleccionaba prisioneros con tatuajes para ser asesinados y coleccionaba lámparas, guantes, bolsos y cubiertas de libros hechas con la piel de los ejecutados.

María Mandel, ‘La Bestia’

Se encargaba de seleccionar a las personas para las cámaras de gas. Es responsable de 500.000 asesinatos.

En 1947 Mendel fue sentenciada a muerte por crímenes contra la humanidad. Fue ahorcada en 1948, a los 36 años de edad.

Hermine Ryan-Braunsteiner, ‘La Yegua’

Asesinaba a los prisioneros dándoles patadas con botas reforzadas con hierro.

En 1973 el gobierno alemán la denunció por la muerte de 200.000 personas y solicitó su extradición de USA, a donde había fugado. Ocho años más tarde, fue condenada a cadena perpetua.

Fue excarcelada en 1985 debido a complicaciones relacionadas con la diabetes que le costaron la amputación de una pierna.



Turismo cultural: visitantes gastan en promedio US$ 1,633 y permanecen 11 días en Perú

Abogado de Alan García no participará en segundo día de interrogatorio a Barata

Publican ley que promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte

Jorge Barata llegó a Procuraduría de Brasil para segundo día de interrogatorio

Modifican Ley Orgánica de Municipalidades sobre centros poblados

Ir a portada