El legislador aprista, Julio Herrera, fue sancionado por la Comisión de Ética del Congreso de la República. Él fue suspendido por 60 días sin goce de haber en castigo por haberse beneficiado con S/. 196 mil al utilizar el seguro médico de Sedapal cuando ya no trabajaba en dicha entidad.

“Yo no he cometido ninguna falta bajo ningún aspecto porque todo lo he sustentado. Para mí es una injusticia, lo único que han ocasionado es hacerme daño a mí y a mis familiares; eso es lo que más me duele porque los perjudicados son mis familiares que se sienten mal”, expresó el aprista.

Según la presidenta de dicho grupo de trabajo, la congresista Elizabeth León, la falta de Herrera se agravó porque él tenía un seguro pagado por el Parlamento y a pesar de eso utilizó el de Sedapal.