San Valentín: las rupturas más polémicas de la política peruana

Pilar Nores y Alan García. El expresidente reconoció en mensaje a la Nación que tuvo un hijo fuera del matrimonio. Nores estuvo a su lado cuando hizo el anuncio. (Foto: Andina)

Pilar Nores y Alan García. El expresidente reconoció en mensaje a la Nación que tuvo un hijo fuera del matrimonio. Nores estuvo a su lado cuando hizo el anuncio. (Foto: Andina)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com14.02.2016 / 07:57 AM

San Valentín es la fecha que las personas aprovechan para demostrar el cariño que sienten hacia su pareja, la excusa perfecta para ponerse cursi y romántico, momento ideal para fortalecer el vínculo que se tiene con la persona que uno ama.

Sin embargo, no todos celebran este día con el mismo fervor, menos aquellos que por circunstancias del destino se alejaron del ser querido y, en esta selección de fotos, mostraremos aquellas parejas de la política peruana que por uno u otro motivo se separaron, pero de la peor manera, en escándalo y estuvieron a la merced de los comentarios y críticas de las personas.

Mario y Patricia

Si bien no ejerce la política, Mario Vargas Llosa tentó la presidencia de la República en los 90 y en actualidad es un importante actor en el quehacer del país, incluso en las elecciones pasadas su intervención como “garante”, para muchos, posibilitó que Ollanta Humala logre ganar dichos comicios.

Pues bien, Vargas Llosa pasó del plano político y literario al de las revistas del corazón, de la prensa rosa española, peruana y del mundo en general al confirmar que inició una nueva relación con Isabel Preysler y se separaba de Patricia, su esposa desde 1965.

El escándalo estalló en el 2015, los medios publicaron fotos, videos, se armaron paneles de opinólogos, hubo teorías de todo tipo acerca de la ruptura, las causas, las consecuencias y un largo etcétera. Sin embargo, y a pesar de todo, siempre quedará en el recuerdo el discurso de Mario Vargas Llosa y la mención a Patricia luego de ganar el Premio Nobel. Nos emocionó a todos:


Susana y Alberto

Lo sucedido con Susana Higuchi y Alberto Fujimori es la clásica historia de amor-odio, que pudo tener consecuencias fatales. Se dice que la exprimera dama apoyó moral y económicamente a su esposo Alberto para que lograra ser presidente y hasta comienzos de 1992 parecían ser la familia feliz. Todo perfecto.

Pero esa sensación de felicidad terminó en marzo de 1992 cuando Higuchi denunció que las hermanas de su esposo traficaban con la ropa que donaba Japón para los pobres del Perú. Se desató el escándalo, como era de esperarse, pero pasó a segundo plano cuando Alberto Fujimori dio el golpe de Estado el 5 de abril.

Higuchi fue separada de sus hijos y no se les permitía verlos. Denunció que fue llevada a las instalaciones del Servicio de Inteligencia donde le aplicaban descargas eléctricas y fue reemplazada de su labor como primera dama por su propia hija, Keiko Fujimori. Parece una historia de suspenso, de esas que no suelen tener un buen final.

Este video resume parte del calvario de Susana:


Alan y Pilar

Hasta los más duros críticos siempre consideraron que lo mejor de Alan García era, sin duda, su esposa Pilar Nores. Elegante, de perfil bajo, muy bella. Para muchos la mujer ideal, al lado de uno de los políticos que genera más resistencia entre el electorado.

Si bien parecían la pareja perfecta que vencía la barrera del tiempo y los momentos difíciles, como cuando tuvieron que refugiarse en Francia luego del terrible y accidentado primer gobierno aprista, su relación terminó. Nada dura para siempre, menos los matrimonios.

Era octubre del 2006, los rumores en las redacciones periodísticas indicaban que el presidente Alan García tuvo un hijo fuera del matrimonio, pero antes que el escándalo estallase por completo, el mandatario aprista decidió salir al frente y en conferencia de prensa anunció de la existencia de su hijo Federico Danton y a su lado, como en las dos campañas presidenciales, estaba Pilar Nores. Su imagen estática, inexpresiva, incómoda, ha quedado grabada en la mente de muchos.

César y Rosa

La relación que tuvieron Rosa Núñez y César Acuña se asemeja a la película “La Guerra de los Roses”. La misma exesposa narró en más de una ocasión lo siguiente a la prensa: “César Acuña me pegaba, me maltrataba y me escupía en la cara (…) Él ha sido violento y hasta este momento soy atropellada al no darme lo que me pertenece”.

Acuña estuvo casado con Rosa Núñez 37 años y ella ahora lo acusa no solo por temas económicos, sino también por violencia. Por supuesto que César Acuña ha negado estas acusaciones en su contra y, aunque tiene nueva pareja, el candidato presidencial opta por decir que si logra ser presidente del Perú, todas las mujeres del país “serán sus primeras damas”.


Mira más notas de políticos y San Valentín

San Valentín: las parejas más estables en nuestra política peruana



Cusco: recorre Quelccaya, considerado el más grande glaciar tropical del mundo

Arroz chaufa: descubre la receta de este delicioso platillo

3 lugares turísticos poco conocidos del norte chico para escaparse en pareja o con amigos

Descubre Waqrapukara, un nuevo atractivo turístico gratuito en Cusco

Estudiantes peruanos obtienen primeros lugares en feria de ciencias de Brasil

Ir a portada