San Valentín: las parejas más estables en nuestra política peruana

Eliane Karp y Alejandro Toledo se divorciaron, pero luego se volvieron a casar. (Foto: Getty Images)

Eliane Karp y Alejandro Toledo se divorciaron, pero luego se volvieron a casar. (Foto: Getty Images)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com14.02.2016 / 07:59 AM

A pocos días de San Valentín recordamos a aquellas parejas de la política peruana que, pese a las bajas y altas, mantienen una relación que ha perdurado a través del tiempo y que son un ejemplo de fidelidad. La constante en estas parejas de la política peruana: la férrea defensa de uno con el otro.

Ollanta y Nadine

De la pareja presidencial, Ollanta Humala y Nadine Heredia, se ha dicho de todo: que están separados en secreto, que él tuvo un amorío, que ella tiene un amante, que no se soportan, que ella “lo maneja”; pero esta pareja parece nunca desfallecer. A pesar de las denuncias e investigaciones, siempre muestran la imagen de unión, sobre todo cuando se dejan ver con sus tres hijos.


Si el algún momento gozaron de simpatía, ello se diluyó rápidamente. Ahora son la pareja más criticada del Perú, sin duda; pero eso no impide que de vez en cuando se dejan ver cariñosos. Eso sí, se defienden el uno al otro a muerte.

Tanto cariño, que hasta casi le da la copa:




Alejandro y Eliane

La antropóloga de nacionalidad belga Eliane Karp conoció al peruano Alejandro Toledo en la universidad de Stanford, en Estados Unidos, a inicios de los setenta. Se casaron en 1972. Sin embargo, 20 años después se divorciaron, pero se volvieron a unir en matrimonio en 1997. Definitivamente si una pareja se separa y luego se une otra vez es porque existe un vínculo fuerte que perdura en el tiempo. Y así lo ha demostrado Eliane y Alejandro.

Cuando Alejandro Toledo postuló a la presidencia de la República en el 2001 tuvo siempre a su lado, y con constante participación, a Eliane, quien tuvo el visto bueno de la población y la prensa en un primer momento, pero cuando asumió como primera dama y se desataron varios escándalos, ese tiempo de gracia terminó y su imagen decayó. Caso contrario ocurrió en la campaña del 2011, que por cálculo político se le pidió que mantuviera un perfil bajo.

“Es mi cholito lindo”


Keiko y Mark

Otra pareja que genera resistencia. Las críticas hacia los dos son similares. A Keiko Fujimori se le cuestiona que no deslinde con el gobierno plagado de corrupción de su padre y también que realizó sus estudios universitarios en Estados Unidos con el dinero del Estado. Asimismo, a Mark Vito se le pide transparencia en su ingresos, en redes sociales se preguntan si trabaja o de qué vive, además le recuerdan que su padre también estuvo preso, tal y como está actualmente su suegro.

Se casaron en el 2004 y aunque las críticas son muchas, a esta pareja no parece afectarles.

Keiko defiende a Mark

Pedro Pablo y Nancy

Nancy Ann Lange es la segunda esposa de Pedro Pablo Kuczynski. Son padres de la joven Suzanne Lange Kuczynski y se les ha visto, cada vez con más frecuencia, haciendo campaña en barrios populosos en diversos puntos del país. Como dato adicional, se sabe Nancy es prima de la reconocida actriz estadounidense Jessica Lange.

Nancy haciendo campaña:


Julio y Michelle

De Julio Guzmán hasta hace algunos meses se sabía poco. Lo mismo ocurre con su esposa Michelle Ertischek, de nacionalidad estadounidense. De lo poco que se sabe de ella es que rescató a un gato y lo adoptó, que tiene poco más de 4 años en el Perú y que en los últimos tiempos “para la olla” en la casa durante la campaña política de su esposo.

Michelle “para la olla”

MIRAMÁSNOTAS DE POLÍTICOS Y SANVALENTÍN

San Valentín: las rupturas más polémicas de la política peruana



Pedro Castillo se alía con Verónika Mendoza para segunda vuelta en Elecciones 2021

Conoce si eres miembros de mesa en las Elecciones 2021

Implicados en 'Vacunagate' podrían ir a la cárcel por 8 años, asegura especialista

Daniel Urresti autorizado para seguir en carrera en Elecciones 2021

Coronavirus en Perú: ¿cómo limpiar las frutas y verduras para no contagiarte?

Ir a portada