Estas ridículas muertes históricas te impresionarán (FOTOS)

Atila, 'El huno'. (Foto: Curiosidades.batanga.com)

Atila, 'El huno'. (Foto: Curiosidades.batanga.com)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com23.05.2015 / 12:08 PM

Lima. Atila, ‘El huno’ (395-453 d. E. C.)

El mayor caudillo de los hunos, fiero en batalla, fue conocido en occidente como ‘El azote de Dios’. Atila no era aficionado a comer y tomar en exceso, salvo en una ocasión que le costó la vida. Cuando se celebró su boda se emborracho como nunca lo había hecho. Mientras dormía tuvo una hemorragia nasal muy fuerte, pero como estaba demasiado ebrio, no se percató de ello y Atila murió ahogado en su propia sangre. Su muerte significó también el fin de su imperio. ¿A que no te lo esperabas?

Francis Bacon (1561-1626)

Bacon fue una de las figuras más importantes en la historia de Inglaterra. Fue escritor, abogado, filósofo y político. Era una noche nevada y a Bacon se le vino la idea de que la nieve conservaría la carne igual que la sal. Bajó del coche y corrió a la casa de una señora para comprarle un pollo. Convencido de que demostraría tener razón esperó, pero él terminó congelándose antes que el pollo. Convaleció con neumonía durante 9 días hasta que por fin falleció.

Jerome Irving Rodale (1898-1971)

Este hombre se hizo rico con el éxito de sus libros sobre comida orgánica y saludable, sin pesticidas. Un día fue entrevistado en El Show de Dick Cavett donde afirmó que estaba en tan buena salud que un día antes había caído por las escaleras y se había reído todo el camino así como que tenía planeado vivir hasta los 100 años o hasta que un taxista lo atropellara. Minutos después murió de un ataque al corazón.

Jack Daniel (1849-1911)

Así es, es el mismo que da nombre a al famoso whiskey. Ahora cada vez que veas la icónica botella pensarás cómo terminó el Jack Daniel. Se cuenta que un día, cuando trataba de acceder a su caja fuerte olvidó la combinación, cada vez que lo intentaba la puerta no abría. Enojado y exasperado, pateó la caja pero se lastimó el dedo del pie, mismo que se infectó y le causó la muerte. Ese fue el precio del dinero.

Bobby Leach (1858-1926)

Este hombre fue el segundo en lanzarse y sobrevivir de las cataratas del Niágara. Esto ocurrió en 1911. En 1926, cuando se encontraba de tour por Nueva Zelanda resbaló con una cascara de naranja y se lastimó seriamente la pierna. Esta se le infectó y terminó gangrenándose. Para salvarlo, le amputaron la pierna, pero irónicamente no sobrevivió a las complicaciones de la operación.

Fuente: Curiosidades.batanga.com




Lambayeque: conoce Zaña, la "ciudad fantasma" de la que todos hablan

Iquitos: puentes colgantes en medio de la selva te harán vivir la aventura extrema

Así puedes preparar la deliciosa lasaña de pollo

5 destinos turísticos acuáticos y fascinantes en todo el Perú

Vivo X El Rock: horarios oficiales y los nuevos artistas que se suman a The Strokes y Slipknot

Ir a portada