San Martín pondrá en valor el sitio arqueológico el Gran Pajatén

	El Gran Pajatén y el Gran Saposoa serán puestos en valor mediante un proyecto impulsado por el gobierno regional y que estará a cargo del prestigioso arqueólogo y estudioso de la cultura Chachapoyas, Federico Kauffmann. (Andina)

El Gran Pajatén y el Gran Saposoa serán puestos en valor mediante un proyecto impulsado por el gobierno regional y que estará a cargo del prestigioso arqueólogo y estudioso de la cultura Chachapoyas, Federico Kauffmann. (Andina)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com14.08.2017 / 09:33 AM

Los dos sitios arqueológicos más importantes de la región San Martín: el Gran Pajatén y el Gran Saposoa serán puestos en valor mediante un proyecto impulsado por el gobierno regional y que estará a cargo del prestigioso arqueólogo y estudioso de la cultura Chachapoyas, Federico Kauffmann.

En diálogo con la Agencia Andina, Kauffmann Doig confirmó que los trabajos, a cargo de una expedición compuesta por arqueólogos y topógrafos, se iniciarán a fines de agosto.

“La expedición será a fines de este mes, porque luego viene la época de lluvias. Irá un grupo de arqueólogos y topógrafos para estudiar el ambiente y los caminos que podrían utilizarse en el futuro para llegar al lugar”, precisó el arqueólogo en el marco de la Expo Amazónica 2017 que se realizó en San Martín.

Sostuvo que el Gran Pajatén es comparable con Machu Picchu por su prestancia y paredes decoradas con personajes, solamente que está encerrado, en un sitio donde es difícil que lleguen los turistas.

Federico Kauffmann recordó que hasta el momento solo existe acceso al lugar por el poblado de Pataz, en el departamento de La Libertad, a pesar que el Gran Pajatén se levanta en territorio de la región San Martín.

Informó que buscarán hacer posible un camino por San Martín, pero para ello tendrá que realizarse un estudio serio. “No es solo abrir camino. Hay que ver cómo se va a conservar abierto al turismo, porque si no en 20 años ya no tendremos sitio arqueológico”, aseveró.

El experto afirmó que el proyecto regional apunta a que se realice una conservación a los monumentos históricos para que no se han estropeados por el turismo; y que por ejemplo existe la posibilidad de llegar al lugar desde Juanjuí.

“Realizaremos una expedición a fines de mes. Estamos organizándola con arqueólogos expertos que ya conocen la materia, para ver cómo vamos a manejar este asunto de la puesta en valor. Para que propios y extraños puedan ver el Gran Pajatén y admirar esta maravilla”, indicó Kauffmann.

El destacado arqueólogo informó que el sitio histórico se ubica en el denominado bosque nuboso del flanco oriental andino, a 2,600 metros sobre el nivel del mar, un lugar con mucha humedad. Estas características han hecho que se encuentre cubierto de una vegetación, que sin embargo es difícil retirarla porque se ubica entre las piedras.

“No se le puede quitar la vegetación hasta no tener un proyecto técnico, porque a la larga la vegetación hace mal. No queremos que Pajatén sea una maravilla para una o dos generaciones, sino que preservarlo para muchas generaciones más”, indicó.

Kauffmann explicó que ambos sitios arqueológicos pertenecen a la cultura Chachapoya, al igual que Kuélap, pero están en la jurisdicción de San Martín, por lo que es labor de la región tomarlo a su cuidado y realizar las obras de reparación y puesta en valor.

El investigador afirmó que la puesta en valor de este momento también permitirá el desarrollo turístico de ciudades como Tarapoto y Juanjuí, del mismo modo que ahora sucede con Kuélap.

Federico Kauffmann realizó estudios sobre la cultura Chachapoyas desde la década de 1980 y ha realizado un total de 14 expediciones al territorio donde se desarrolló esta cultura, que incluye las regiones San Martín, Amazonas y La Libertad.

Explicó, además, que estos importantes sitios arqueológicos prehispánicos fueron abandonados con la irrupción europea, debido a que desapareció la estructura estatal que los cuidaba.

“En el Gran Pajatén se tenía que producir alimentos para vivir y para guardar, porque siempre hemos estado azotados en el antiguo Perú por las inclemencias climáticas. Eso hacía que los curacas, sacerdotes y gobernantes, hacían que trabajaran los pobladores para guardar pan para mayo. Es una maravilla como pensaba la clase gobernante porque sabían que en cualquier momento podía producirse una calamidad”, concluyó.

Fuente: Andina

No dejes de ver este video

Rioja: aparece video inédito sobre terremoto de 1990 en San Martín



Conoce cómo obtener la partida registral de tu vivienda

Santa Beatriz: maquillador Guillermo Sandoval fue hallado muerto en su vivienda

Línea Amarilla y Rutas de Lima: municipalidad podría volver a negociar contrato, opinan

Arana considera que Pedro Chávarry sigue siendo "blindado" en el Congreso

José Domingo Pérez: espero que la próxima JNJ destituya a Chávarry como fiscal

Ir a portada