Peruano obtiene beca en una de las mejores universidades del mundo

	Viral. Estudiante peruano ganó beca para estudiar en una de las mejores universidades del mundo. (Foto: Agencia Andina)

Viral. Estudiante peruano ganó beca para estudiar en una de las mejores universidades del mundo. (Foto: Agencia Andina)

Síguenos en Facebook



Perú. Raúl Alcántara Castillo, un estudiante de 18 años, campeón mundial de matemática 2015 y actual alumno de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), esperó casi tres meses para saber que había sido admitido en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), una de las mejores universidades del mundo.

“Cuando vi el resultado, lo primero que hice fue refrescar la página para asegurarme si no había algún error, y al comprobar que era verdad grité y tiré la botella que tenía en la mano. La gente a mi alrededor pensó que estaba demente, pero fue un momento maravilloso, estaba impactado”, comentó.

Como hizo en anteriores oportunidades, llamó a Barranca – en el norte de Lima, donde viven sus padres – para contarles la gran noticia, aunque siempre a su manera: “Primero les engaño y les digo que no gané, pero luego les digo la verdad”. Lo mismo hizo con sus amigos.

“Todos me abrazaron y felicitaron”, dijo desde una de las aulas de la residencia que el colegio particular Saco Oliveros tiene en el distrito de San Borja para sus estudiantes talentosos llegados desde el interior del país.

Ahí también se encuentra su hermana Angie, de 11 años, que sigue sus pasos.

Raúl contó que no fue fácil postular al MIT, por cuyas aulas han pasado personalidades de renombre como Kofi Annan, secretario general de las Naciones Unidas; Salman Khan, creador de la Khan Academy; al igual que Drew Houston y Arash Ferdowsi, fundadores de Dropbox. Solo en el 2017 la universidad estadounidense tuvo 20,247 postulantes de todo el mundo, de los cuales apenas ingresaron alrededor de 1,400.

Para ser admitido, Raúl tuvo que dar exámenes de matemática, física, la prueba Toefl (de dominio de inglés) y escribió un ensayo sobre cuál es el mayor obstáculo de su vida. Además, presentó diversas cartas de recomendación de sus profesores.

“En ese ensayo recordé que el 2014 fue mi año negro porque no clasifiqué ni gané ninguna olimpiada de matemática y estaba un poco deprimido. Pero me propuse que el 2015 sería mejor y me preparé mucho y fue allí cuando obtuve la medalla de oro de la Olimpiada Internacional de Matemática (IMO)”, narró.

La carta en la que el MIT le da la bienvenida finaliza diciendo: “Juntos haremos una gran diferencia en un mundo que desesperadamente te necesita”. “Después de leer esto, mi emoción estaba por las nubes”, reveló.

si no estudio, no juego fútbol

Contrariamente a lo que muchos puedan pensar, Raúl no es de los jóvenes que estudian todo el día aunque sí tiene claro la importancia de respetar los horarios que se propone y tener objetivos a corto o mediano plazo.

“Lo que yo hago es saber a qué hora voy a estudiar y respetar eso. Si digo dos horas, trato de no distraerme con otras cosas. Me digo voy a estudiar dos horas porque voy a salir a jugar fútbol, y si no estudio, no juego”, indicó.

Contó que la presencia de sus padres ha sido fundamental en su vida escolar porque ellos le enseñaron a trazarse metas. De hecho, su mamá fue quien le enseñó matemáticas cuando era pequeño. “Ella hizo que me gusten las matemáticas, me llevaba a los concursos en Barranca, ella sabía que podía dar más”, expresó.

Le entusiasmaba la idea de viajar para estar en un concurso y por eso cuando se enteró que podía viajar fuera del país como parte de una delegación internacional se esforzó mucho. “Me dijeron participa en concursos, vas a viajar y me pareció genial”, señaló.

una nueva etapa

En agosto de este año empiezan sus clases como estudiante de Ingeniería de la Computación en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, ubicado en Cambridge, pero está solicitando ayuda a fin de conseguir el dinero para su boleto de avión y para su manutención durante los cuatro años de estudio.

Raúl sonríe cuando le preguntan por qué se le hace tan fácil las matemáticas y responde que no tiene buena memoria ni está aprendiéndose todas las fórmulas sino lo básico y que el resto lo hace intuitivamente.

Lo que no olvida y palpita desde siempre en su corazón es su deseo de que el Perú lo recuerde. “Quiero ser parte de la historia, que recuerden mi nombre por todo lo que aporté, ese es mi sueño mayor. Estoy convencido de que sí puedo hacerlo. El conocimiento es para compartirlo”, finalizó.

Fuente: Agencia Andina



Perú crecería 3% en primer trimestre y marcaría punto de inflexión

Ollanta Humala y Nadine Heredia saldrán libres tras fallo del TC

Así fue el histórico encuentro entre Kim Jong-un y Moon-Jae in

Visitaba parque y vio a dos hombres haciendo algo vergonzoso

WhatsApp: le dice a su mamá que pronto será abuela y ella reaccionó así

Ir a portada