En el centro comercial Capón Center, en pleno Barrio Chino, en el Cercado de Lima, la Policía encontró que en algunos puestos se vendían las llamadas pastillas del día siguiente adulteradas y falsificadas.

Actualmente, algunos de estos locales están cerrados, pero es muy probable que muy pronto vuelvan a operar, según un informe de ATV Noticias.

la falsificación de medicamentos tiene una pena de entre 8 a 15 años de prisión efectiva.