La joven Naomie Greenslade pensó que sería una buena idea publicar una selfie, en la red social Facebook, con dos de sus amigos después de haber sido apuñalada tras un asalto.

El ataque se produjo cuando la muchacha de 22 años de edad iba caminando hacia su casa después de salir de fiesta con sus amigos en Marrakech, en Marruecos. De pronto un ladrón la atacó para robarle su bolso.

El asaltante sacó un cuchillo y se lo enterró en la pierna izquierda de la joven, dejándole a una cortada de 30 centímetros, según reporta el portal Daily Mail. Se informó que el atacante pretendía apuñalarla en el pecho, pero ella fue muy rápida para esquivar el ataque.

La enfermera dental, quien fue voluntaria en orfanatos de Marruecos, recibió 20 puntadas para cerrar la herida. Lejos de ocultar la marca de tamaño ataque, la joven superó el susto y publicó fotos en Facebook. Esta acción ha recibido todo tipo de comentarios, a favor y en contra.