Magali parece de 80, pero celebró por todo lo alto su quinceañero

	Magali es uno de los dos casos de progeria reportados en Colombia. (Foto: United Patients)

Magali es uno de los dos casos de progeria reportados en Colombia. (Foto: United Patients)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com23.01.2016 / 04:58 AM

Nunca una niñez pasó tan rápido y a pesar de ello los recuerdos de la infancia están intactos, porque el tiempo en su memoria no avanzó como sí lo hizo con su piel, su metabolismo. Magali tiene quince años y parece una pequeña anciana, pero en su mirada no hay sabiduría, sino la curiosidad propia de la edad.

La semana que pasó le celebraron los quince años. La calle del barrio la Esperanza, en el valle del Cauca en Colombia, fue cerrada de lado a lado para los preparativos para el evento más importante: sus quince primaveras, toda una vida según los médicos que la tratan desde hace años. Los vecinos, emocionados, corearon una y otra vez “¡Magali, princesa, guerrera!”.

Y Magali sonreía, ataviada en una vestido del diseñador Miguel Becerra, ideado para ella, con peluca especial para la ocasión, el maquillaje perfecto para los 15 años, dos que le robó a la muerte y al pronóstico de los médicos, que no esperaban que superara los 13. Pero el sueño de la fiesta, del vestido, se mantuvo intacto y Magali lo celebra por todo lo alto.


Una rara enfermedad

¿Se es especial cuando se sufre un mal genético que ataca a uno de cada ocho millones? “Era normal, sin ninguna enfermedad”, dicen los padres, José Éider González y Sofía Sierra. La adversidad comenzó a los diez meses: “Su piel se deterioró, sus huesos se pusieron muy débiles y la niña empezó a perder su cabello; no sabíamos qué pasaba”, narran.

En Colombia solo dos personas padecen de Progeria. A Magali los médicos no le daban esperanza más allá de los 13 años porque a esa edad su organismo sería el de una mujer de más de 80 años.

Pesa 12 kilos y mide un metro de estatura. Su condición empeoró a penas cumplió 14: sufrió un paro respiratorio. Fue hospitalizada y sufrió dos paros más. Ahora no puede hablar fluidamente luego que le practicaran una traqueostomía y por ello sorprende su buen estado de ánimo, la sonrisa adolescente y las ganas de celebrar sus 15.

Así la maquillaron

Magali González Sierra, una niña con #progeria, celebró este fin de semana en zona rural del municipio de Candelaria, oeste de #Colombia, sus 15 años, aunque su cuerpo refleja 90. Toda una hazaña: quienes padecen la rara enfermedad suelen morir en la adolescencia. "Me veo hermosa", dijo a la AFP esta pequeña, que, al no tener cabello, se preparó con una larga peluca y una corona plateada para la conmemoración, que tuvo lugar en el sitio denominado El Cabuyal, del municipio de Candelaria, departamento del Valle del Cauca. Su sueño de toda la vida, ser "una princesa", según su madre Nedy Sierra, se le cumplió la noche del sábado, en su fiesta de 15 años. Una fecha que en Colombia se conmemora con trajes de gala, para festejar la transición de las niñas hacia la madurez. Con un cuidado excesivo para no hacerle daño, sus padres la prepararon para la celebración, lo que incluyó todo un ritual previo de maquillaje y elección de vestuario, lo que despertó en la niña una sonrisa que le duró dos días. "La enfermedad de 'Maggie" empezó a los 10 meses. La piel se le fue endureciendo, se le puso acartonada, se le cayeron las pestañas, las cejas, el cabello", contó su madre, 35 años, ama de casa. Sus padres no sabían qué le ocurría a Magali, hasta que a los dos años los médicos le diagnosticaron el síndrome de Hutchinson-Gilford o progeria, que hace que los niños envejezcan prematuramente y de manera acelerada. "Magali tiene 15 años y los huesos tienen por ahí 90", dijo su madre adolorida. La pequeña ya sufrió el año pasado un infarto, aunque sus padres esperan que pueda seguir viviendo y convertirse en enfermera, "como ella quiere".

Posted by Nuncacreas.net on lunes, 18 de enero de 2016


La fiesta

El Polideportivo de El Cabuyal fue el escenario de la fiesta. La empresa privada, personas naturales y toda una cadena de solidaridad colaboró con los pormenores de la celebración. No hubo licor, pero sí baile, globos, comidas y 350 invitados que disfrutaron hasta las 4 de la mañana. Magali no pegó el ojo, celebró y disfrutó del evento, su evento.

Bailó el clásico “Tiempo de vals” de Chayanne y recibió el saludo de su ídolo, el futbolista colombiano James Rodríguez. Por donde se le vea, esta fue la fiesta más espectacular. Al fin y al cabo, 15 años se celebran solo una vez en la vida y la pequeña Magali, que le robó dos años a la muerte, lo sabe bien.

Así lo informó la prensa de Colombia:



Subsector fabril no primario creció 20.35% e impulsó manufactura

Vicente Zeballos juró como nuevo ministro de Justicia

Parada Militar: FFAA preparan participación en Desfile Militar

Así fue el primer entrenamiento de André Carrillo con el Al-Hilal

Vicente Zeballos: conoce el perfil del nuevo ministro de Justicia

Ir a portada