Joel Rifkin, el asesino serial de prostitutas de Nueva York

Joel Rifkin, el asesino serial de prostitutas de Nueva York
Joel Rifkin fue condenado a cadena perpetua.

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com22.05.2015 / 18:35 PM

Nueva York. Joel Rifkin es considerado el peor asesino en serie de la historia de Nueva York, luego de quitarles la vida a 17 prostitutas con el motivo más desquiciado e inimaginable: para que su padre que había fallecido no se “sintiera solo” en donde estuviese.

A diferencia de la mayoría de los asesinos en serie, Rifkin no tuvo una mala infancia, fue adoptado sí, pero no le faltó amor y creció como cualquier otro menor promedio, sin embargo todo cambió cuando su padre se suicidó a causa del cáncer que padecía.

TE PUEDEINTERESAR:Australia: Murió el asesino William MacDonald, alias Mutilador

Fue en ese momento que Rifkin comenzó a coleccionar libros de asesinos en serie, obsesionándose con ellos y luego comenzó a imitarlos. Sus dos primeras víctimas fueron prostitutas, a las cuales asesinó y descuartizó, pero nunca se pudo encontrar ni siquiera parte de los cuerpos o lograr identificar de quiénes se trataba.

Asqueado por cercenar a sus primeras víctimas cambió de modus operandi y en 1991 estranguló a su tercera víctima. Luego continuó asesinando pero variando a veces sus métodos con total impunidad, hasta que un evento casual causó su detención.

Los policías de Nueva York vieron una camioneta que no tenía placa, eran las 3 de la mañana; el chofer no estaba conduciendo a gran velocidad, pero por la falta de matrícula le solicitaron que se detenga.

TAMBIÉNPUEDESLEER:Harvey Murray Glatman, el temido y mortal fotógrafo vouyerista

El conductor no se detuvo y los policías lo siguieron hasta detenerlo. Los dos policías que iniciaron la persecución se acercaron a la parte posterior de la camioneta donde descubrieron algo delgado y largo envuelto en plástico atado con una cuerda, después de ver dentro del “paquete” se dieron cuenta que era el cuerpo descompuesto de una mujer,

Joel Rifkin ayudó a reconocer el cuerpo como Tiffany Bresciani, una prostituta. Confesó a los policías que había tenido sexo con ella y que después la había asesinado, según su historia estaba a punto de tirarla cerca del aeropuerto.

Posteriormente le confesaría a una psiquiatra forense que él tenía visiones, que sabía que iba a morir a los 64 años al igual que su padre, y que sabía también que la víctima número 17 sería la última, ya que él tenía 34 años de edad, el doble de 17. Fue condenado a cadena perpetua.




8 cosas que debes saber antes de realizar el Camino Inca

Misterioso y silencioso: así es el recorrido por la zona arqueológica de Kotosh

Buscan mejorar la zona de la laguna La Encantada en Santa María para fomentar el turismo

Huánuco: 4 lugares que puedes visitar en un día

Cordillera La Viuda: 5 mágicas lagunas que te encontrarás en su trayecto

Ir a portada