Esto es Guerra: ¿El juego de tuercas es para niños? ¿Por qué no?

Esto es Guerra ¿El juego de tuercas es para niños? ¿Por qué no?
Muchos niños convencen a sus padres para adquirir estos juegos. (Foto: Tawi.pe)

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com21.07.2014 / 12:10 PM

Lima. “(¿Qué es lo que te ha pasado hijita?) Se ha metido un fierro en mi barriga. (¿Qué es lo que estabas haciendo?) Jugando ‘*Esto es Guerra*’”. Así recordaba con mucho temor la pequeña Xiomara, de 8 años, quien sufrió un accidente que le causo el susto de su vida.

Ella junto a su hermanita menor se imaginaron ingresar a un set de televisión y competir como “Leones” y “Cobras” hasta que un grito desgarrador apagó las luces. La euforia se convirtió en pánico. El set del programa ficticio desapareció y solo veía las paredes de su humilde casa en Huánuco.


Su madre, la señora Damiana Blásido Tolentino, apareció desesperada ante el llanto de Xiomara y vio una escena que aún no puede olvidar: su hija había sido incrustada por un fierro del peligroso juego de las tuercas.

Este desafortunado accidente ha hecho voltear la mirada hacia lo que se creía era un inocente ‘regalo’ para los niños que jugaban a ser los “Nicolas”, “Gutys” o “Kinas” del vecindario.


“Este es un típico ejemplo de un juguete peligroso por diseño. Tiene todos los riesgos: sirve para golpear, para cortar y para perforar”, advierte muy preocupado Crisólogo Cáceres, presidente de ASPEC.

Pero otros especialistas son más estrictos. “Esto no es un juguete por lo tanto no está dentro del marco legal que regulan los juguetes o útiles escolares; sin embargo por los riesgos tanto físicos como químicos, por las pinturas de los stickers, exigimos a las autoridades que fiscalicen su venta”, dice Elmer Quichiz, biólogo de la Digesa.


¿Dónde lo compro?

“(¿Dicen que es peligroso?) Cuál, no, con cuidado pues, socio”, recomienda un comerciante de ‘*Mesa Redonda*’ que vende estos productos, como si lo niños supieran medir el peligro en medio de una competencia.

Además del Centro de Lima, los ambulantes se han esparcido en la capital. En los exteriores del Centro Comercial Real Plaza de Pro, en Los Olivos, un ‘emprendedor’ que solo se identificó como José afirma que este negocio lo trajo del norte del país y puede generarle hasta 900 soles al mes.

En realidad, la venta se realiza en todos los mercados populares del país. Según Elmer Quichiz, para burlar a las autoridades los comerciantes adquieren los insumos (tablas, tornillos y otros) por partes y luego los arman.

¿Quiénes son los responsables?

La Municipalidad de Lima intervino miles de estos juguetes en el Cercado. La funcionaria municipal, Susel Paredes, pidió a los conductores de ‘Esto es Guerra’ que la ayuden a difundir que este juego es peligroso.

“Chicos, los juegos de ‘Esto es Guerra’ son supervisados, los chicos están cuidados, no pueden jugar con pernos, fierros ni esas cosas”, recomendó la conductora Johanna San Miguel. Sin embargo, la venta sigue.

“Estos artículos no los compra el niño. Lo compra el padre de familia”, acusa el biólogo Quichiz. “El niño no tiene 20 o 30 soles para comprar esto”, agrega.

El especialista advierte que los ambulantes han tomado los colegios y, de manera clandestina o vista de todos, ofrecen a los padres estos objetos. Denuncia también que las empresas que brindan shows para niños han introducido estos juegos en sus presentaciones.

Dato:
“Un producto si se considera que está destinado para un niño, debe contar con registro de autorización sanitaria y tener una identificación del proveedor en el etiquetado. Estos no tienen nada porque son artesanales”, precisa Crisólogo Cáceres.

Por: Wilmer Crespo (@Wilmerik)



Martín Vizcarra, presidente del Perú, pide que vacuna contra la COVID-19 sea un bien público global

Coronavirus en Perú: ¿cómo limpiar las frutas y verduras para no contagiarte?

Aprende a preparar King Kong, el delicioso y tradicional dulce de Lambayeque

¿Quieres aprender a preparar turrón de Doña Pepa? Aquí su receta

Martín Vizcarra anuncia que presentará propuesta de reforma de pensiones de AFP y ONP

Ir a portada