Poemas por el Día del Maestro

Poemas por el Día del Maestro
¡Feliz Día del Maestro!

Síguenos en Facebook



Redacción Peru.com06.07.2012 / 11:34 AM

AL MAESTRO

Mi madre me da la vida, mi padre me da el sustento, y el maestro de la escuela, cultiva mi entendimiento.

A mi maestro querido, que me da su ciencia, su cariño y su cuidado, con infinita paciencia.

Le ofrezco mi gratitud y mi cariño sin cuento, porque llena de belleza, a mi pobre conocimiento.

OFRENDA AL MAESTRO (Por Elsa Edith Tébere)

Maestro, es para ti este pequeño obsequio, lo traigo desde el fondo de mi alma repleto de cariño y de respeto.

Encierro en él lo que no lleva el viento, pues con llaves de oro he guardado para ti un minúsculo tesoro: el más puro sentimiento y una palabra que extenderse quiere para llevarte mi agradecimiento.

Recuerdo tus primeras enseñanzas: toma el lápiz, prosigue, me alentaste y borraste con paciencia la ignorancia contra la cual sufriste y luchaste.

Quiero que sepas que aunque un día deje el aula que cobija hoy mi infancia, no olvidaré lo que sembraste en ella y al recordarte allí, junto a tus niños, caerá de mis ojos una lágrima inundada de luz y de cariño.

Tiembla hoy mi voz, porque se siente humilde para poder decirte una poesía, siento que es poco todo lo que expreso, ¡no alcanzan las palabras todavía!
Y entonces ¡oh maestro, que guías con tu luz el paso nuevo, te dejo en esta estrofa tan sencilla, lo indecible, lo mucho que te debo!

A LA MAESTRA (Por Publio A. Cordero)

Es en la escuela otra madre que orienta con sus consejos;

es experta sembradora de nobles conocimientos;

es mano suave que guía y es luz que alumbra senderos.

Es, en suma, la maestra, manojo cálido y tierno de bondadosa paciencia y de maternal afecto.

MAESTRO

Eres el que vela por nuestro futuro, eres el que trata de hacernos brillar, eres el que nos saca de ese capullo, que muchas veces no queremos abandonar.

Eres tú, maestro, nuestro guía; eres tú el que nos das aliento para salir mejor, y aunque no lo aparentamos velamos por ti noche y día porque es por ti que hacemos un mundo mejor.

No siempre te tratamos como se merece, nos vemos un poco orgullosos, pero eso no significa que nuestro amor no crece al demostrarnos el cariño que sientes por nosotros.

Eres maestro, el que nos regaña en algunas ocasiones, eres nuestro padre tratando de corregirnos, pero no importa cuántas veces nos regañes; nosotros siempre seremos tus hijos.

Eres la persona que le enseña al mundo, eres generoso al brindarnos de tu sabiduría y aunque somos nosotros los que recibimos los aplausos, siempre serás el faro que ilumine nuestra vida.

ORACIÓNDELNIÑO A SU MAESTRO (Padre Walter de Jesús Zapata Velásquez)

Maestro, tú que haz de plasmar mi alma y modelar mi corazón, compadécete de mi fragilidad.

No me mires con ceño adusto si no te comprendo, ten paciencia.

No te moleste mi bulliciosa alegría; ¡compártela!

No atiborres mi débil inteligencia con nociones superfluas.

Enséñame lo útil, lo verdadero, lo bello.

Trátame con dulzura, Maestro, ahora que soy pequeño.

Cuántos dolores me esperan en la vida: en medio de ellos, el recuerdo de tu benevolencia será estímulo bienhechor.

No me riñas injustamente…Ámame, Maestro, que yo también, aunque no sepa demostrártelo, te amaré mucho, mañana más que hoy.

Cultívame, Maestro, como un jardinero sus flores.

Y yo perfumaré tu existencia con el incienso perenne del recuerdo y la gratitud.

Maestro, buen Maestro, que haz de dar luz a mis ojos, aliento a mi cerebro, bondad a mi corazón, belleza a mi alma, verdad a mis palabras, rectitud a mis actos;

¿Maestro no desoigas mi oración!

MAESTRO (Por Juán Berbel)

Vocación tempranera y siempre bien sentida, ésta de ser Maestro por amor entregado, ir alumbrando caminos por la vida, ilusionadamente, de niños rodeado.

Poner alma de artista en la noble tarea, con fuerza misionera y mano delicada; saber irse quemando en aras de una idea, saber seguir la estrella del bien entresoñada…

Sembrador sin pereza, poner en la besana al par del rubio trigo semilla de amapolas; estrenar alegría y fe cada mañana, y en el trance difícil quedar con Dios a solas.



Cordillera La Viuda: 5 mágicas lagunas que te encontrarás en su trayecto

Peruana es finalista en concurso internacional de moda en China

Aprende a preparar el delicioso ranfañote

¿Te gusta el ají de gallina? Aprende a prepararlo con esta receta

Cueva de las Lechuzas: enigmática gruta en Tingo María que no puedes dejar de visitar

Ir a portada