Humphrey Bogart, el mito de Hollywood que no se apaga

Humphrey Bogart, el mito de Hollywood que no se apagaHumphrey Bogart es flanqueado por su esposa Lauren Bacall (izq.) y la actriz Katherine Hepburn. (Foto: AFP)

Nacido el 23 de enero de 1899 e hijo de un rico cirujano de Nueva York, Humphrey Bogart inició primero unos estudios de medicina que abandonó rapidamente. Durante la primera guerra mundial se enroló como timonel en la marina, antes de descubrir el teatro y luego el cine.

Empezó a trabajar como asistente en los escenarios de Broadway y luego como actor, siguiendo así los pasos de su madre. A la sazón, sólo desempeñaba pequeños papeles sin importancia.

Humphrey Bogart inició verdaderamente su carrera en 1935 cuando obtuvo por parte del director Archie Mayo el papel del asesino evadido Duke Mantee, en “El bosque petrificado”, una obra que ya había protagonizado en el teatro dos años antes con Leslie Howard.

Contratado por la Warner, acumuló papeles de “gansgsters” de segunda categoría y fue también el “malo” de varias películas del oeste, en las que su personaje siempre tenía una muerte rápida.

El director John Houston lo descubrió en 1941 en la película “El último refugio”, de Raoul Walsh, y le ofreció la interpretación del duro y poco escrupuloso detective privado Sam Spade en el “Halcón maltés” (1941). Fue entonces cuando se convirtió en una figura en Hollywood.

Luego, Bogart interpretó “Marlowe” en el “El sueño eterno” de Ray Chandler (1946), el héroe romántico de “Casablanca” (1943) y el aventurero alcohólico de “La reina de África” (1951).

A partir de 1952, Bogart se convirtió en un héroe más maduro, más consciente de sus responsabilidades. También desempeño un papel más sentimental en “La condeza descalza” (1954).

Bogart tuvo una vida privada tumultuosa y acumuló los matrimonios hasta encontrarse con Lauren Bacall en el rodaje de “Tener o no tener”. Se casó con la actriz en 1945 y tuvo dos niños con ella.

También unidos en la pantalla, los dos esposos rodaron juntos varias películas como “El sueño eterno” (1947) o “Cayo largo” (1948).

Humphrey Bogart falleció a raíz de un cáncer de esófago, el 17 de enero de 1957, cuando iba a cumplir 58 años.

(Fuente AFP, difundido originalmente el 14/01/97)

ALGUNASPELÍCULASINOLVIDABLES DE HUMPHREYBOGART