Madeleine McCann: niñera revela qué pasó la noche de desaparición

	Una niñera que era empleada del resort Ocean Club, del cual desapareció la pequeña Madeleine McCann el 3 de mayo de 2007, rompió susilencio y reveló detalles de lo ocurrido. (Foto: Getty Images)

Una niñera que era empleada del resort Ocean Club, del cual desapareció la pequeña Madeleine McCann el 3 de mayo de 2007, rompió susilencio y reveló detalles de lo ocurrido. (Foto: Getty Images)

Síguenos en Facebook



Una niñera que trabajó en el resort portugués Ocean Club de Praia da Luz, Portugal, del cual desapareció la pequeña Madeleine McCann el 3 de mayo de 2007, rompió su silencio de años por primera vez y contó detalles de lo que se vivió en la habitación durante aquella fatídica noche que nunca más volverían a ver a la menor.

Aunque la niñera que los McCann tenían asignada en el resort era Catriona Baker, la mujer que ha preferido mantener su nombre en reserva también cuidó ocasionalmente a los gemelos Amelie y Sean y a su hermana mayor, Madeleine McCann, la niña “tímida y dulce” que era la preferida de las niñeras que trabajaban en el resort Ocean Club.

Aquella noche, como muchos de sus compañeros de trabajo, acudió a la habitación de la que desapareció Madeleine McCann y pudo escuchar los desgarradores gritos de una madre “en estado catatónico”, Kate, que no paraba de decir: “¡Se la han llevado!”. También queda indeleble en su memoria la imagen de Gerry, el padre, de rodillas, mirando bajo los autos estacionados en el complejo turístico, impotente.

“No puedo olvidar aquello”, ha revelado en declaraciones exclusivas al diario británico “Daily Mirror”, a su vez que ha sembrado dudas sobre la actuación de la policía de Portugal en los primeros momentos tras la desaparición de la pequeña Madeleine McCann del complejo turístico de la localidad portuguesa de Praia da Luz.

Cuestiona accionar de policía

En primer lugar, ha dicho, por llegar muy tarde al hotel, 90 minutos después de que se diera la alarma. En ese tiempo, asegura, muchas personas entraron en la habitación y contaminaron la escena de la desaparición de Madeleine McCann, lo que pudo haber influido de forma crucial en la investigación posterior, ha asegurado.

“Sé que yo no entré en ese apartamento, pero casi todos los demás sí lo hicieron. Así, las pruebas desaparecieron. No hubo nadie que dijera que había que precintar la habitación”, indicó. También reveló que su declaración inicial a la policía portuguesa fue entregada incompleta a la Policía Metropolitana de Londres, encargada de la investigación del caso de Madeleine McCann.

Asimismo indicó que al día siguiente de la desaparición de la menor, todos los empleados del hotel fueron “reclutados” para buscar en todos los contenedores, tanto de la propiedad como de los alrededores, por si la niña había sido depositada en alguno de ellos. “Fue en ese momento cuando nos dimos cuenta de que esto era serio”, señaló.

Resort era inseguro

La exniñera contó que el resort Ocean Club, a diferencia de otros complejos de la cadena Mark Warner, no era un lugar seguro. Un año antes de la desaparición de Madeleine McCann, una empleada del hotel denunció que había sido atacada y todo el personal, sobre todo las mujeres, había recibido avisos de extremar la cautela por las violaciones en la zona.

También recuerda cómo no podía creer que en los primeros momentos se acusara a los padres de Madeleine, que cenaban en un restaurante a unos 40 metros de distancia de su apartamento, algo “completamente normal” en el resort, explicó.

“Es probablemente muy ingenuo, pero para mí el mejor escenario posible es que ella fuera raptada y luego adquirida por una persona rica que no tenía hijos. No puedo pensar en otra posibilidad”, comentó sobre un suceso que, casi 10 años después, sigue vivo en su mente como si hubiera ocurrido ayer.

Desaparición de Madeleine McCann

La desaparición de Madeleine McCann se produjo el 3 de mayo de 2007 cuando su familia se encontraba de vacaciones en un hotel de Praia da Luz, en el Algarve, Portugal, y fue reportada como secuestrada de un apartamento ubicado en la zona central del lugar protegido, donde estaba alojada su familia.

El apartamento había sido alquilado en el resort Mark Warner, para la temporada de verano. Según investigación de la policía portuguesa, ésta concluyó en que Madeleine había sido dejada sin supervisión de un adulto durante la noche mientras dormía junto a sus hermanos mellizos menores.

La investigación implicó la cooperación de la policía británica y portuguesa y demostró las diferencias entre las metodologías empleadas por cada una de ellas, con respecto a los aspectos tales como la cantidad de información dada al público y la personalidad jurídica de esas informaciones implicadas en el caso.

Fue la policía británica quien halló sangre y fluidos en el apartamento mientras la policía portuguesa seguía la información sobre posibles avistamientos. Sin embargo, a pesar de la cantidad de supuestos avistamientos de Madeleine en Portugal y en distintos lugares del mundo, la investigación al respecto no parecía tener un contexto claro, dadas el caso y las varias campañas llevadas a cabo por celebridades internacionales. La familia McCann logró movilizar una campaña internacional de búsqueda que todavía continúa.

Este video te puede interesar

Este es el poder destructivo de la “madre de todas las bombas”

Últimos videos

Fonavi: devolverán aportes a nuevo grupo de más de 76,000 beneficiarios

Buscaron desechos en la Bahía de Ancón y encontraron todo esto

Texas: el paso de los 3 tornados que dejaron 5 muertos y 50 heridos

EN VIVO: Real Garcilaso 1-0 Universitario

Tottenham vence al Arsenal y siguen soñando con la Premier

Hemingway, corresponsal en la Guerra Civil Española

Ir a portada