El buen humor en la pareja es tan fuerte que puede evitar divorcios

  • El buen humor de la pareja. (EFE)
  • | 673 visitas

Ellas buscan hombres que las hagan reír. Ellos quieren que las mujeres festejen sus bromas. La risa expresa interés romántico de maneras distintas.

Lima. Ambos usan el humor y la risa para expresar interés romántico, de maneras diferentes. En la búsqueda de una mujer para que se convierta en compañera de vida, el hombre no tiene preferencia por las mujeres cómicas. Las mujeres sí buscan hombres divertidos.

Hay estudios que relacionan el humor con la selección sexual. Muchas investigaciones apoyan que cuando la mujer busca un amigo para una relación breve, si está ovulando prefiere un hombre con indicadores de buenos genes: simetría corporal, comportamiento imponente y rasgos faciales muy masculinos.

En contraste, si durante ese mismo ciclo busca una pareja para una relación permanente, busca y escoge a un hombre con recursos económicos, que sea tierno y amoroso.

El humor tiene un rol importantísimo en la etapa de cortejo o enamoramiento. La mujer se ríe más que el hombre, sobre todo cuando están conversando con un hombre. El hombre, por su parte, encuentra más atractiva a la mujer cuando ella ríe.

De hecho, la risa de la mujer predice el nivel de atracción mutua en una pareja. La mujer se ríe mucho cuando es atraída hacia un hombre o cuando percibe el interés del hombre en ella. Esa risa a su vez la hace más atractiva para él porque le envía señales de que ella recibe bien su atención.

Catherine Cohan, de la Universitad del Estado de Pennsylvania, y Thomas Bradbury, de la Universidad de California en Los Ángeles, analizaron durante 18 meses grupos de parejas enfrentándose a un factor de mucho estrés como la muerte de un familiar o la pérdida de empleo.

El uso de humor de parte del esposo se convirtió en señal de peligro. Las parejas en las que el esposo usaba el humor resultaron más propensas a separarse o divorciarse durante esos 18 meses que aquellas parejas donde el esposo no usaba el humor.