¿Cuál es el tipo de hombre que buscan las mujeres rusas?

¿Cuál es el tipo de hombre que buscan las mujeres rusas?
La lista de exigencias de las rusas para elegir a su ‘hombre ideal’ es por lo general bastante larga.(Foto: GettyImages)

Síguenos en Facebook



La lista de exigencias de las mujeres rusas para elegir a su ‘hombre ideal’ es por lo general bastante larga.

1. Que sea masculino

A las mujeres rusas no les suelen gustar los hombres que se arreglan tanto como ellas, que utilizan cremas hidratantes para el cuerpo, que siguen las tendencias de la moda y piensan en pintarse las uñas. Todo eso les parece rechazable. Los hombres rusos acuden al gimnasio para hacerse más fuertes, no para estar más guapos.

“El físico es lo menos importante. Y a pesar de la propaganda de la industria del ejercicio físico, las mujeres no prefieren a los hombres culturistas”, comenta a RBTH la psicóloga Elena Kalen. Según sus observaciones, los hombres con rasgos faciales femeninos y los que se miran demasiado al espejo son considerados como los menos atractivos.

2. Que sea caballeroso

Las tendencias feministas en Rusia fueron populares en los 90 y en la década del año 2000. Pero ahí se quedaron, opina el psicólogo y terapeuta Gestalt Vladislav Chubárov.

Actualmente se valoran las costumbres tradicionales. “Por mucho que hablen de la igualdad de derechos, a mí lo que me gusta es que un chico me ayude a quitarme o ponerme el abrigo y me abra la puerta”, se quejan las rusas en los foros.

3. Que te adore pase lo que pase

Otra paradoja consiste en que las mujeres en Rusia suelen considerarse a sí mismas un objeto de adoración por el mero hecho de existir, cuenta Chubárov. Y eso es lo que esperan de los hombres, una admiración sin reservas pase lo que pase, mientras que las europeas, por otro lado, suelen ser más partidarias de trabajar no solo en ellas mismas, sino también en la relación.

4. No habla, actúa

A las rusas no les gustan los hombres demasiado habladores. Durante las primeras citas, esta cualidad tiene su encanto, el hombre “se abre a ellas”. Pero después empiezan a pensar cosas como “¿Y a qué se dedica?, ¿de dónde va a sacar la energía si lo único que hace es hablar? Será un vago”. Para charlar están las amigas, el Facebook o las compañeras de trabajo, pero los hombres tienen que centrarse en conseguir grandes proezas.

Fuente: RT