Estos exfoliantes caseros te ayudarán a eliminar el vello facial

Estos exfoliantes caseros te ayudarán a eliminar el vello facial
Olvídate del vello en tu rostro, gracias a estos exfoliantes caseros.(Foto: GettyImages)

Síguenos en Facebook



El vello facial es algo incómodo y fastidioso para las mujeres , pero siempre hay una solución para todo. Gracias a estos efectivos exfoliantes caseros podrás eliminarlos, sin dañar tu piel, ya que lo natural siempre será mejor.

A continuación, te brindamos tres recetas naturales y sencillas de hacer para acabar con el vello facial:

1. Avena con jugo de limón y miel

Estos 3 ingredientes son perfectos, la avena contiene antioxidantes que refrescan tu piel, el limón y la miel trabajan removiendo el exceso de vello en el rostro.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de avena
  • 6 gotas de jugo de limón
  • 1 cucharada de miel

Preparación

En un recipiente, echa la avena y agrégale miel y limón, luego mezcla todos los ingredientes hasta hacer una pasta. Lava tu cara y aplica con suaves masajes. Por último enjuaga tu rostro con agua tibia. Es importante que sea de noche y repitas el procedimiento dos veces por semana.

2. Clara de huevo con azúcar y harina de maíz

El azúcar ayuda a eliminar las células muertas, asimismo, la harina y la clara tienen propiedades beneficiosas y efectivas contra el vello facial.

Ingredientes

  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de harina
  • 2 cucharadas de clara de huevo

Preparación

El primer paso es integrar todos los ingredientes, mézclalos y aplica en zonas donde más desees eliminar el vello. Utiliza este exfoliante dos veces a la semana para ver los resultados.

3. Harina de garbanzo con cúrcuma

Una receta fácil de realizar. Solo necesitas dos ingredientes, la harina de garbanzo que cuenta con grandiosas propiedades cosméticas, y la cúrcuma es perfecto para disminuir el pelo de la piel.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de cúrcuma
  • ¼ de taza de harina de garbanzo

Preparación

Comienza con mezclar los ingredientes en un recipiente, mézclalo y crea una pasta espesa. Luego, aplica el exfoliante en tu cara limpia, y retírala con agua fría. Lo ideal es realizar este tratamiento una vez por semana.