Siguiente Anterior

Gremio jugará en cuartos de final con Millonarios

Gremio jugará en cuartos de final con Millonarios
Gremio hizo pesar su mayor jerarquía. (Foto: EFE)

Síguenos en Facebook



Porto Alegre. El equipo de Porto Alegre jugó un partido gris y consiguió la victoria gracias a un gol en propia puerta del defensa ecuatoriano José Perlaza, y a un tiro de falta de Zé Roberto a un minuto del final.

El Barcelona llegó a soñar con darle la vuelta al 0-1 del partido de ida, cuando Narciso Mina anotó el primer gol del partido a comienzos de la segunda parte.

El partido fue equilibrado y con muy pocas ocasiones de gol para ambos equipos, debido a que el Barcelona presionó bien en todas las zonas del campo y el Gremio estuvo poco fino en el remate y espeso en la creación.

Ficha técnica:

Gremio: Marcelo Grohe; Pará, Werley, Naldo, Anderson Pico; Fernando, Marco Antonio (m.57, Elano), Zé Roberto, Souza; Kléber (m.78, Leandro) y Marcelo Martins Moreno (m.86, Marquinhos). Entrenador: Vanderlei Luxemburgo.

Barcelona: Máximo Banguera; Brayan de la Torre (m.66, Holger Matamoros), Pablo Saucedo, José Luis Perlaza, Víctor Valarezo (m.79, Juan Carlos Ferreyra); José Amaya, Miguel Ibarra, Michael Arroyo, Matías Oyola, Damián Díaz (m.75, Michael Jackson Quiñónez); y Narciso Mina. Entrenador: Gustavo Costas.

Goles: 0-1, m.54: Narciso Mina. 1-1, m.65: José Perlaza (p.p.)

Árbitro: el argentino Patricio Loustau amonestó a Víctor Valarezo, Quiñónez, Elano y Saucedo.

Incidencias: partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Sudamericana jugado en el estadio Olímpico de la ciudad de Porto Alegre ante unos 20.000 espectadores.

EFE

Últimos videos

Programa de Recompensas permitió capturar a 362 requisitoriados

Game of Thrones: la gran guerra comienza en el nuevo tráiler de la temporada 7

Perú: las 10 marcas más consumidas en nuestro país durante el 2016

Manchester: ¿por qué autoridades se quejaron ante USA tras atentado?

4 remedios sorprendentes de la canela para tu cuerpo

El golpe de Estado que hace 25 años mató a la 'perestroika'

Ir a portada