Chapecoense: Cristo Redentor, Torre Eiffel y monumentos deportivos se pintaron de verde

	La tragedia de Chapecoense motivó diversas muestras de solidaridad en todo el mundo. Desde el Cristo Redentor hasta el mítico Estadio de Wembley. También hicieron caricaturas. (Foto: Facebook)

La tragedia de Chapecoense motivó diversas muestras de solidaridad en todo el mundo. Desde el Cristo Redentor hasta el mítico Estadio de Wembley. También hicieron caricaturas. (Foto: Facebook)

Síguenos en Facebook



Chapecoense unió al mundo en un sentimiento de dolor y nostalgia por la tragedia aérea vivida en Colombia, cuando viajaban rumbo a la final de la Copa Sudamericana. Ante ello, alrededor del planeta se realizaron diversas muestras de apoyo hacia el club brasileño.

El Cristo Redentor se ‘vistió’ de verdad, en homenaje al clásico color del Chapecoense. Lo mismo sucedió en la Torre Eiffel de París. Pero los monumentos deportivos no se podía quedar atrás. El Allianz Arena de Munich y el Estadio Wembley de Londres destacaron con sus imponentes verdes en honor al club de Brasil.

En cada partido jugado este martes y en los entrenamientos de diversos equipos de fútbol alrededor del mundo existieron muestras de apoyo y solidaridad con Chapecoense. Sin duda, el club finalista de la Copa Sudamericana unió a los hinchas del deporte rey sin importar de que equipo sean.

Más noticias sobre Chapecoense

Chapecoense: 71 muertos, de manera oficial, deja caída de avión del club brasileño

Christian Cueva triste por muerte de su amigo de Chapecoense

Paolo Guerrero fichó por Chapecoense en homenaje a víctimas

La última celebración de Chapecoense


Últimos videos

Ingeniera aeroespacial peruana comparte sus experiencias en la NASA

Cristal perdió 4-0 contra Santos en Copa Libertadores

Manchester: identifican como Salman Abedi al autor del atentado

Justice League: la triste historia de Autumn Snyder, la hija de Zack Snyder

15 villanas de novelas mexicanas que deben estar en Orange Is the New Black

El golpe de Estado que hace 25 años mató a la 'perestroika'

Ir a portada