Siguiente Anterior

Esta es la razón por la cual no debes dormir junto al celular

Esta es la razón por la cual no debes dormir junto al celular
¿Sufres de insomnio y otras trastornos de sueño? La causa está en tus manos.(Foto: GettyImages)

Síguenos en Facebook



La tecnología se ha convertido en un instrumento importante para el ser humano, tanto es así, que muchas personas no pueden ir a dormir sino tienen la televisión prendida o el celular en la mano. Sobre todo, esta última práctica ha comenzado a preocupar a los científicos, ya que según varios estudios, puede provocarte insomnio y otras trastornos de sueño.

“La mayoría de la gente va a dormir mejor si la habitación se mantiene libre de los teléfonos móviles y otros dispositivos electrónicos”, explica el Dr. Guy Meadows, especialista en insomnio en The Sleep School, en Londres, al diario Daily Mail.

El problema está en que la luz y el brillo que emana las pantallas. Esta luz interfiere con el ritmo natural del cuerpo, que hace que el cerebro se mantenga activo y piense que aún es de día, según manifiesta el doctor Charles Czeisler, profesor de medicina del sueño en la Universidad de Harvard.

Sleep

La luz artificial, tanto de las computadoras, televisión o de los focos provoca que se inhiba la liberación de melatonina (hormona del sueño) y esto, a su vez, da como resultado el insomnio.

Pero es la luz de los teléfonos móviles que tienen un efecto más grave, ya que está conformada por colores y otras longitudes de onda a las que estamos acostumbradas a ver, explica la profesora Debra Skene, neuroendocrinóloga en la Universidad de Surrey.

También puedes ver

Yoga de la risa: ¿qué es y cómo se práctica?

Últimos videos

Científicos peruanos desarrollan software para combatir delincuencia

EN VIVO: Camerún 1-1 Australia por la Copa Confederaciones

VER Chile vs Alemania: EN VIVO por Copa Confederaciones

ISIS está casi completamente cercado en Al Raqa, 'capital' del califato

Eeste actor debía ser el Batman de Christopher Nolan, no Christian Bale

La visita de Juan Pablo II al Perú en 1985

Ir a portada