5 hábitos que debes evitar en la noche si no quieres subir de peso

	1. Comes mirando televisión (Foto: GettyImages)

1. Comes mirando televisión (Foto: GettyImages)

Síguenos en Facebook



No basta querer adelgazar, también tienes que adoptar hábitos saludables que te ayudarán a bajar de peso .

Aunque existan miles de trucos para lograrlo, nos damos cuenta que ninguno funciona y se debe a que nuestros hábitos nocturnos no son los correctos y provocan que solo engordemos.

Para que esto no te siga sucediendo, a continuación, te decimos qué estás haciendo mal todas las noches. ¡Toma nota!

1. Comes mirando la televisión

A muchas personas les encanta comer mientras miran su programa o serie favorita. Sin embargo, este hábito es una pésima idea, ya que al estar frente a la pantalla no te das cuenta de la cantidad de comida que estás consumiendo.

2.Después de cenar comes algo dulce

Para nadie es un secreto que los dulces son súper calóricos, y la noche es la peor hora para consumirlos. Es preferible disfrutarlo durante el día, ya que así podrás quemar esas calorías de forma más eficaz.

3. Comes porciones grandes

El tamaño de tu plato puede ser el culpable de que estés comiendo más de lo debido. La solución es simple, cambia el tamaño de tu vajilla y así disminuirás tus porciones.

4.Usas mayonesa en todas tus comidas

Olvídate de la mayonesa. Es un condimento muy calórico, no importa si la consumes de noche o de día. Si sueles hacerlo con mucha frecuencia, las calorías sobrantes se van directo a las caderas.

5.Beber un trago

El alcohol tiene muchas calorías; un solo vaso de bebida puede llegar a contener hasta 500. Asimismo, es contraproducente consumir este tipo de líquido porque interrumpe el ciclo de sueño.

Últimos videos

FMI: Perú liderará expansión económica en la región en 2018

IPD respondió a FPF sobre concierto en Estadio Nacional

Ollanta Humala no se comunica con Nadine Heredia, dice abogado

AS Mónaco destacó maravilla del Perú de particular forma

La evolución del iceberg gigante desprendido de la Antártida

Ir a portada