Picasso, el perro con el hocico torcido que es sensación en redes

	Picasso, el perro que tuvo una segunda oportunidad de ser feliz.  (Foto: Instagram)

Picasso, el perro que tuvo una segunda oportunidad de ser feliz. (Foto: Instagram)

Síguenos en Facebook



Ninguna malformación física puede impedir que una vida deje de existir. Esta es la historia de Picasso y Pablo quienes formaron parte de camada de 5 cachorros, pero por sus condiciones físicas fueron entregados a una perrera en California, Estados Unidos, donde felizmente fueron rescatados.

En el caso particular de Picasso, quien forma parte de la lista de canes que son sacrificados por alguna condición física o comportamiento extraño. Este tierno perrito es la mezcla de pit bull y terrier que ha causado sensación en las redes por su particular discapacidad facial desde su nacimiento.

El simpático can tiene 10 meses y su malformación la tiene en la parte superior de la nariz. Es por ello, que Picasso iba ser sacrificado en el centro de animales Porteville. Pero gracias a una llamada, realizada por Liesl Wilhardt, director de la organización Luvable Dog Rescue , quién se comunicó para saber si había un perro con condiciones diferentes para poder adoptar, Picasso tuvo una segunda oportunidad junto a su hermano.

“Yo le pregunte si tenían algún perro con necesidades especiales, porque sentía que podríamos tomar algunas en Wilhardt. Me contestaron, ‘sí, hay un perro con una deformidad facial’, apenas vi su imagen me enamoré”, manifestó Liesl Wilhardt al Huffington Post.

Es así que Picasso se ha convertido en uno de los perros más populares de Instagram .


Últimos videos

Psicólogos atenderán a niños de Carapongo afectados por desastres

Fichajes: el 11 'ideal' de las peores contrataciones de las temporada

Juan Aurich sorprende y contrata a este entrenador

Billboard Music Awards 2017: ellos triunfaron en la fiesta de la música

Billboard Music Awards: Céline Dion emociona al mundo al volver a cantar tema de 'Titanic'

El golpe de Estado que hace 25 años mató a la 'perestroika'

Ir a portada