Peru.com

Música

peru.com Entretenimiento Música Pedro Suárez Vértiz sobre libro: "Fue difícil hablar del aspecto sexual"
  • | 6903 visitas

Pedro Suárez Vértiz sobre libro: "Fue difícil hablar del aspecto sexual"

En exclusiva, el rockero peruano dio una entrevista a Peru.com acerca de todo el proceso creativo de la novela sensación de la Feria del Libro, Yo, Pedro. Léela aquí.

pinteres Pedro Suárez Vértiz sobre libro: "Fue difícil hablar del aspecto sexual"
  • El músico respondió preguntas para Peru.com. (Foto: Diego Toledo)

Lima. Que Pedro Suárez Vértiz padezca de disartria, no lo imposibilita de brindar entrevistas ni afecta su enorme capacidad creativa o de razonamiento. De esta forma, y a varios días de presentar “Yo, Pedro” la novela que causó revuelo en la Feria Internacional del Libro, el rockero respondió un amplio cuestionario de preguntas hecho por Peru.com.

Con ustedes, el gran Pedro Suárez Vértiz

¿Cómo fue el proceso de recopilación de todas las anécdotas/vivencias que plasmaste en tu libro?

No hubo recopilación. En eso si admito que tome una actitud de novelista. Empecé a recordar de manera libre pero fiel al antojo repentino. Que algo de lógica tendrá. Como me lo demostraron quienes recopilaron y ordenaron los diferentes textos dándole una apariencia aleatoria al resultado pero sin embargo con muy buena conjugación para sorprender al lector.

¿Cuál fue la etapa más complicada de contar?

Lo más complicado fue callar todo el aspecto sexual. Tengo muchas opiniones, fantasías, anécdotas y teorías al respecto que me hubiera encantado relatar. Pero la prensa hubiera demolido la esencia del libro sacando esa información de contexto y utilizándola como titulares. Hay un ejemplo terrible de esto y fue la autobiografía de Keith Richards de los Rolling Stones. Dedico 5 años de su vida a escribir un libro de 600 páginas y en una línea, solo una línea en 600 hojas, habla de los genitales de Mick Jagger. Absolutamente toda la prensa rescató solo ese punto. Un desastre. Destruyeron la relación de ambos para siempre. La prensa dirá que Richards la destruyó solito pero eso es como decir “Yo no te maté, tú te cruzaste en el camino de mi bala”

¿Qué diferencias existen en escribir un libro y grabar un disco?

Muchas. Es más descansado físicamente escribir aun cuando tu mente y tu paciencia sufren más. Ahora, pasar mucho tiempo sentado tampoco me gusta. Ver pasar el día entero por tu ventana y tú con una lap top en el mismo sitio te vuelve un poco loco. Eso sí, la columna de Somos si bien es más rápida de hacer, es mucho más demandante que hacer un libro. Porque tienes que llegar a una conclusión, una moraleja, una atadura de cabos al final del artículo, con tan solo una hoja de texto como antesala. Si no el artículo no funciona. En un libro haces ese cierre al final de un capitulo. Es entonces más libre, más cómodo. Puedes detallar mas las descripciones. La verdad, todo esto es nuevo para mí. Lo bueno de escribir a diferencia de hacer música es que acabas de escribir y ya. En la música acabas de escribir y ahí recién empieza la labor de grabación que es un arduo trabajo técnico.

¿Realmente escribir es una experiencia catártica tan intensa como hacer música?

Creo que en el escribir tienes que entretener y además trascender con contenidos que dejen huella. En la música es básico gustar y no hay tanta exigencia en los contenidos. Es decir una canción con contenido como “Cuando pienses en volver” es igualada en difusión sin ningún problema por “La chica positiva”. En cuestión de catarsis definitivamente escribir es mucho mejor. Puedo explicar mejor, detallar, poner ejemplos. Puedo demostrar. En la música solo puedes sugerir. Todo esto ojo, a nivel de textos.

¿Qué tal era tu relación con la literatura antes de comenzar a escribir? ¿Qué autores eran tus preferidos?

Muchas biografías y entrevistas. Centenares. Me gusta leer historias verdaderas. Las novelas me cuestan mucho. Tengo un déficit de atención severo que hace que esté pensando en otra cosa al minuto. Más he leído física, Newton; Hawking, Sagan, etc. Las verdades siempre me han fascinado. He leído mucho a Umberto Eco, Oscar Wilde, sobretodo “Epigramas” que es uno de mis libros favoritos. “Proverbios” también es una de mis lecturas milenarias favoritas. Todo lo que encierra verdad me fascina. Las ficciones pueden interesarme pero no vencen mi déficit de atención. Leí mucho a Tolstoi, Antología de Citas de Víctor Amela, Antología de los Beatles, y muchos más que no recuerdo.

Si quisiéramos comparar los procesos creativos del debut de Arena Hash, tu primer disco solista y este libro, ¿qué similitudes encontrarías?

Que siempre me ha ido bien con la primera entrega en los tres rubros que mencionas. Es extraña esa suerte y es demasiado comprometedora. Te deja muy alta la vara. El primer disco de Arena Hash fue un boom. Mi primer disco solista es para muchos el mejor de todos y mi primer libro ha tenido una excelente acogida. No sé que será. Son las oraciones de mi madre y los buenos deseos de la gente. Todo eso se concentra sobre mí como los rayos de sol a través de la lupa y genera esas explosiones. En los tres ejemplos citados hubo mucha incertidumbre durante la creación pero algo muy vital, cero presión.

Dicen que muchos artistas necesitan pasar por experiencias traumáticas, sufrir un poco y estar algo jodidos para crear obras que marquen épocas. ¿Estás de acuerdo con ello?

No. A la gente le gusta eso. Si me dices que John Lennon tenía más capacidad melódica que Paul McCartney cometeríamos un absurdo desliz. Pero la bandera del rebelde, del renegado, del sufrido, la tuvo John. Eso lo glorifica como icono ideológico por sobre Paul. Un cantante cuando muere vende más que nunca en su vida sus discos. Es un fenómeno en la cabeza de la gente. Ilógico pero existente. El artista sin testimonio de algún episodio duro de vida, como que no pasa la prueba. No lo entiendo al cien por ciento.

¿Hay algún libro escrito por algún rockero que sientas como influencia o que siempre leíste?

Todas las últimas entrevistas de John Lennon a la revista Playboy y a la revista Rolling Stone. Ambas en sus versiones completas publicadas íntegramente después de su muerte en versiones de libros. Son una interesante tesis sobre el sueño de poder hacer arte dentro de una bien establecida infraestructura orientada al mero negocio. Tambien los libros “The love you take” de Peter Brown sobre los Beatles y “Anthology” de Los Beatles en sus propias palabras.

¿Qué significa la palabra futuro en tu día a día en este momento?

Me afectó mucho el fallecimiento de Titi de Col, obviamente el de Walter también; pero Titi era hermano de Puch, un amigo de la familia. Habíamos estado bailando con nuestras esposas e hijos semanas antes en el cumpleaños número 50 de Puch. Una fiesta linda donde los hijos tocaron con su banda en un escenario instalado para la ocasión. Veía como los hermanos se abrazaban y saludaban todo el tiempo. Una bella familia. Días después salió en las noticias la tragedia de la avioneta y solo pensé en la familia de Titi, en cuan injusto era todo. Titi era un hombre positivo, buen padre, esposo, hijo y hermano. Descubrí que el futuro es lo de menos. No hay nada más consistente y aprovechable que el hoy. Dios guarde a los hijos y esposa de Titi. Sé que lo va a hacer.

¿Qué tan importante ha sido la música en esta etapa de tu vida?

Siempre es vital. He estado escuchando mucho a Chopin. Redescubrí a Beethoven. ¿Has escuchado el 2do movimiento de su concierto para piano número 5? Búscalo así. Es feo el nombre, parece una fórmula pero supera en sentimiento a la tan trillada 5ta sinfonía. Que animal ese hombre. Parece música de cine, hecha 3 siglos atrás. Que tal vanguardia. Es una de las cosas más modernas que he escuchado jamás. Como Here comes the sun de los Beatles. Nada suena más fresco que eso. La música siempre acompaña, hace todo más bonito, la siesta, la cena, el estudio, el trabajo, el amor. En esta etapa después de décadas aprendí a volver a escucharla sin analizarla. Por primera vez no pensaba en los acordes de una canción mientras transcurría. Como cuando de niño me dejaba llevar por la melodía y punto. Pensé que había perdido esa inocencia. La misma que se necesita para volverse a enamorar.

Por: Juan Carlos Cabrera (@fugazvolatil)

COMENTAR
ESCRIBE TU COMENTARIO
VER COMENTARIOS