Peru.com

Videojuegos

peru.com Entretenimiento Videojuegos Otros ¿Cuánto puede durar el éxito de Call of Duty?
  • | 252 visitas

¿Cuánto puede durar el éxito de Call of Duty?

Uno de los shooters más conocidos del mundo gamer al parecer no tiene fin, y cada año más fans se unen a la causa.

pinteres ¿Cuánto puede durar el éxito de Call of Duty?
  • Foto: Imagen de Call of Duty.

Del videojuego Call of Duty se habla cada año, así como se habla del nuevo iPhone o del lanzamiento de alguna nueva cinta cinematográfica que tiene al Oscar en la mira.

Se hace porque millones de personas en el mundo deciden usar su dinero para adquirir un producto y si tantas personas lo hacen, algún fenómeno social hay que explicar.

Call of Duty es un videojuego que permite participar en operaciones militares en primera persona con una infinidad de armas y en distintos escenarios. Es, según las cifras de ventas, el título de entretenimiento digital que más dinero genera, por encima incluso de espectaculares estrenos de Hollywood.

Su último lanzamiento se llama Call of Duty: Black Ops II y ha generado ventas sin precedentes a pocos días de haber hecho su aparición en el mercado.

En Reino Unido, por ejemplo, sus ávidos fans hicieron fila durante días para ser los primeros en adquirir una copia.

El juego retoma la primera versión de Black Ops, siguiendo la historia del protagonista Alex Mason, un agente de la CIA. Pero a diferencia de otras versiones de la franquicia, esta historia se divide en dos líneas en el tiempo.

Una ocurre en el pasado, en la década de los 70 y 80, y otra se sitúa en el future, adentrándose por primera vez en el terreno de la ciencia ficción. Hasta ahora el título sólo había mostrado conflictos bélicos del pasado o presente, pero no se había atrevido a aventurar hipótesis futurísticas.

En esta ocasión, sin embargo, lo hace, mostrando una nueva Guerra Fría entre China y Estados Unidos y un nuevo villano latino: Raúl Menéndez, un “narcoterrorista” nicaragüense que surgió tras un movimiento populista.

Lo interesante, más allá de las nacionalidades, es que buena parte del juego se desarrolla en el año 2025 y la guerra es una ciberguerra en la que los extremistas son capaces de infiltrarse en la bolsa china de valores y en que el país asiático decide detener la exportación de metales raros (los que se usan en los gadgets) poniendo así al mundo en un predicamento.

Será interesante saber qué piensan los leales fans de la serie sobre un salto al futuro. Por ahora, la expectativa parece no haber menguado.

En otro giro, el videojuego permite finales diferentes basados en las decisiones tomadas por los jugadores. Activision no está innovando aquí, simplemente siguiendo una tendencia de otros productores como TellTale que lo han hecho en forma muy interesante.

Por lo demás la serie ha superado los mecanismos de promoción empleados por los grandes estudios cinematográficos. Trailers interactivos, fiestas enormes de lanzamiento con celebridades, un reloj contando hacia atrás para el lanzamiento del juego, etcétera.

Pero más allá de la historia y la mercadotecnia muchos de quienes lo compran lo hacen para vivir una experiencia social. Contrario a la imagen de un nerd en un sótano sin amigos, el usuario de este juego es social. Se reúne con otros jugadores en el mundo real o en el virtual para luchar los unos contra los otros en múltiples misiones.

El éxito y continuidad de la serie, sin embargo, no están garantizados. Hasta ahora Activision ha sido incapaz de traducir ese entusiasmo al mundo móvil de celulares y tabletas en el que las pocas versiones de Call of Duty que han aparecido han representado una experiencia muy pobre en comparación con la de las consolas.

Pero ese es justamente el sector de videojuegos que más está creciendo y al que la empresa tiene que conquistar si quiere prolongar el éxito comercial de su franquicia.

Por otro lado, tiene que competir cada vez con más títulos como Battlefield, Medal of Honor e incluso con historias diferentes, pero con características similares como Assassin’s Creed.

Y siempre está la pregunta de hasta cuándo sus usuarios seguirán entusiasmándose por una historia que, a pesar de contar con cambios constantes, sigue un patrón similar.

¿Hasta cuándo podrá Activision seguir explotando la mina de oro? La frase “nunca cuartas, quintas y sextas Guerras de las Galaxias fueron buenas” podría darles una que otra lección.

Y eso que no veo en el futuro a Disney adquiriendo Call of Duty.

Fuente: bbc.co.uk
Por: David Cuen

COMENTAR
VER COMENTARIOS