SiguienteAnterior

Chiste: El sacolargo

Chiste: El sacolargo

Síguenos en Facebook



Un compadre visita a otro compadre y le dice:
Compadre, que pena, no puedo creer que no tengas los pantalones para mandar en tu casa.
A lo cual el otro contesta:
Sí, es verdad compadre.
Mira, en mi casa mando yo, y cuando digo, tengo hambre, me sirven de comer y cuando digo, tráiganme el agua caliente, me la traen de inmediato.
A lo cual el compadre le pregunta:
Oiga compadre, y para qué quiere agua caliente?
Y responde el compadre:
Ay compadre, no me diga que usted lava los platos con agua fría.

TAGS:

Últimos videos

Río Rímac presenta caudal estable y con tendencia al descenso

Paraguay derrotó 2-1 a Ecuador en Asunción

Argentina superó 1-0 a Chile con gol de Messi

Colombia derrotó 1-0 a Bolivia en Barranquilla

El gol de Guerrero que decretó el 2-2 ante Venezuela

Elizabeth Taylor filmando ‘Cleopatra’ en 1962

Ir a portada