SiguienteAnterior

Paracas: oasis de naturaleza ideal para participantes de CADE 2016

Paracas: oasis de naturaleza ideal para participantes de CADE 2016
Hoy se inicia en Paracas, CADE 2016, que tiene como lema Desafío 2021: La oportunidad es ahora. El certamen reúne a las más importantes autoridades del país. (Foto: Andina)

Síguenos en Facebook



Hoy se inicia en Paracas, en Ica, la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2016, que tiene como lema Desafío 2021: La oportunidad es ahora. El certamen reúne a las más importantes autoridades del país, políticos, ejecutivos, representantes de empresas y periodistas.

Organizada anualmente, cada certamen de CADE genera un movimiento de personas impresionante, las actividades se inician muy temprano y acaban muy avanzada la noche.

Una agenda agotadora, sin duda, que invita a los participantes a buscar al término de este certamen un lugar apacible donde descansar y qué mejor lugar que la Reserva Nacional de Paracas, ubicada a muy poca distancia de donde se va a desarrollar el encuentro empresarial.

La Reserva de Paracas posee un área total de 335,000 hectáras y fue creada como área natural protegida por el Estado, el 25 de setiembre de 1975, protege muestras representativas de nuestros ecosistemas marino-costeros.

Su valor radica en que protege una gran diversidad biológica indispensable para el mantenimiento de diversos ciclos biológicos que garantizan la conservación de las especies, al igual que genera ingresos económicos a miles de pobladores.

Biodiversidad

Esta reserva es un lugar privilegiado en el litoral peruano para el turismo de naturaleza, porque alberga una gran diversidad biológica, en especial en la parte marino-costera.

Se estima que existen cerca de 216 especies de aves, 36 de mamíferos, 10 de reptiles, 168 de peces y un gran número de invertebrados que son parte inicial de la cadena trófica de este importante lugar.

Entre las aves que se pueden ver destacan el flamenco o parihuana (Phoenicopterus chilensis), el pingüino de Humboldt (Spheniscus humboldti), el potoyunco (Pelecanoides garnotii), el zarcillo (Larosterna inca) y eventualmente el cóndor andino (Vultur gryphus).

También se pueden apreciar los lobos marinos finos (Arcthocephalus australis), los lobos marinos chuscos (Otarya bironia) y el gato marino o nutria (Lontra felina). Así también se pueden divisar en las aguas marinas a la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), el bufeo (Tursiops truncatus) y el delfín oscuro (Lagenorhynchus obscurus).

Al igual que el Santuario Lagunas de Mejía (Arequipa), la Reserva Nacional de Paracas es un sitio Ramsar por ser un lugar clave de descanso y alimentación para especies migratorias.

La vegetación es escasa en la Reserva Nacional de Paracas, pero se pueden observar algunas porciones de lomas costeras en las partes más altas de los cerros formadas por efectos de la humedad y que sirven de hábitat a diversos reptiles, insectos, aves y a algunos mamíferos.

Esta Reserva Nacional cuenta con un Centro de interpretación, ubicado a unos metros de la garita de ingreso. Este moderno espacio sirve para entender los procesos ecológicos y los objetos de conservación de Paracas. El ingreso es gratuito y se recomienda visitarlo antes de su recorrido al área natural protegida.

La experiencia ecológica e histórica se enriquece con la extraordinaria gastronomía basada en productos hidrobiológicos emblemáticos como las conchas de abanico, erizos de mar, almejas, pulpos y diversas especies de peces cuyo aprovechamiento se realiza de forma sostenible gracias a la condición de área natural protegida.

Playa Karwas

Si bien, después del terremoto de agosto de 2007 ya no se puede apreciar la formación rocosa denominada “La Catedral”, la apertura de nuevos espacios para el descanso familiar como la playa Karwas, a fines del 2015, permitió el incremento de visitantes a esta reserva natural a niveles de 15,000 visitantes en promedio durante las celebraciones por Año Nuevo, Semana Santa y Fiestas Patrias.

Con esta tendencia creciente de visitas, se proyecta cerrar el 2016 con una afluencia aproximada de 230,000 visitantes, entre nacionales y extranjeros.

La Reserva Nacional de Paracas está localizada en el kilómetro 245 de la Panamericana Sur, vía completamente asfaltada, y se puede llegar allí por vía terrestre en un tiempo aproximado de cuatro horas. Además, a pocos kilómetros se encuentra la ciudad de Pisco, donde se puede pernoctar y emprender también otras actividades como la visita a las Islas Ballestas, lugar donde anidan lobos marinos. (Fuente: Andina)

Este video te puede interesar:

Perú: a vigilante atropellado por estudiante le amputaron el brazo


Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a seguirnos en Facebook, Twitter y Google+