Peru.com

Mi ciudad

peru.com Actualidad Mi ciudad Javier Ascue, un veterano y querido fotoperiodista del Perú
  • | 912 visitas

Javier Ascue, un veterano y querido fotoperiodista del Perú

El destacado hombre de prensa y fotógrafo, conocido como el ‘Taita’ nació en Toraya, un pueblo pequeño de la serranía de Apurímac.

pinteres Javier Ascue, un veterano y querido fotoperiodista del Perú
  • El fotoperiodista tenía más de 42 años de entrega al periodismo. (Foto: El Comercio)

Lima. El Taita, así lo llamaban los amigos, compañeros de la vida a Javier Ascue, quien mil veces enfrentó a la muerte.

El veterano y más querido periodista que trabajó en todo y de todo, desde hoy, escribirá y tomará las fotos más espectaculares desde el cielo.

A los 19 años postuló a El Comercio y de 40 fotógrafos con los que concurso, Javier se quedó con el puesto.

Javicho fue Pájaro frutero (ladron de fruta), lustrabotas, reciclador, fotógrafo ambulante, hasta convertirse en uno de los redactores principales de El Comercio.

Ascue Sarmiento fue un hombre que a pesar de las excentricidades que personas como el ostentan, ha sabido ganarse la amistad de todos.

Y eso mismo lo ha llevado a conseguir las mejores noticias. Porque “Un enviado especial, nunca puede fallar”.

PASIÓN. Fue el año 1970, año que Javier nunca olvidaría. Cuando sin saberlo, fue en busca de su verdadera pasión en Huaraz.

Todo el país permanecía en shock después del terremoto de Yungay, pues ni un medio de comunicación había podido llegar al lugar de los hechos, a Javier le entro la curiosidad y decidió emprender un viaje no autorizado por su diario.

También, en la frontera entre Perú y Colombia, Javier llegó a entrevistar a Tiberio, un lugarteniente de la FARC. Y justo allí, en medio de la selva, cuando Javier estaba a punto de cumplir con su tarea, un soldado jugaba a la ruleta rusa.

Javier Ascue también estuvo a punto de acompañar a los ocho periodistas asesinados en Uchuraccay en 1983. “Creo que Dios siempre me ha protegido, he tenido un ángel de la guarda. Varias veces estuve cerca de la muerte, pero haciendo mi trabajo me sentia vivo”, contó en una de sus entrevistas.

Como otras veces que estuvo a punto de morir, Javier se había salvado una vez más y viviría para contarlo, escribirlo y publicarlo en El Comercio.

El Taita seguirá siendo el maestro…

Fuente: Especializadisimos

0