Oktoberfest 2016: diversión y bellas mujeres en la fiesta más grande de cerveza

Únete a Peru.com
	El Oktoberfest de Múnich abrió sus puertas a los miles de amantes de la fiesta cervecera más grande del mundo. (Foto: EFE)

El Oktoberfest de Múnich abrió sus puertas a los miles de amantes de la fiesta cervecera más grande del mundo. (Foto: EFE)

Síguenos en Facebook



La Oktoberfest de Múnich abrió sus puertas el 17 de setiembre a la primera avalancha de adoradores de la fiesta cervecera, la más multitudinaria del mundo, desafiando la lluvia y dispuestos a someterse a los reforzados dispositivos de seguridad dictados por el temor a ataques yihadistas del Estado Islámico.

Con dos mazazos sobre el grifo cervecero y el ritual grito de “Ozapft is” -traducible por “está abierto” se dio por inaugurada la 183 edición de la fiesta el alcalde muniqués, Dieter Reiter, a las 10.00 GMT en punto, todo ello de acuerdo a la estricta tradición local.

Se estima que hasta el 3 de octubre, último día de fiesta cervecera, pasarán entre sus carpas y atracciones unos seis millones de visitantes llegados de todo el mundo.

El precio de la “Maß”, la tradicional jarra de litro —medida única en sus tradicionales carpas cerveceras—, se sitúa sobre los 10 euros y se calcula que en sus dos semanas de vida se consumirán siete millones de litros de cervezas.

Desde antes de las 07.00 GMT, hora de apertura al público del recinto, se habían formado ya largas colas ante sus accesos, donde se habían establecido controles especiales de seguridad.

Tanto dentro del recinto de la feria como en los alrededores y también el centro de la capital estaban muy presentes los dispositivos especiales de seguridad.

Las autoridades locales han previsto un despliegue de unos seiscientos agentes de policía para velar por la seguridad de la fiesta, cien más que el año pasado.


Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a seguirnos en Facebook, Twitter y Google+