SiguienteAnterior

ISIS se queda sin lugar para su "juicio final" tras perder Dabiq

ISIS se queda sin lugar para su "juicio final" tras perder Dabiq
El ISIS perdió Dabiq, localidad ubicada en Siria, tras duros combates. (Foto: EFE)

Síguenos en Facebook



El grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se ha quedado sin lugar para la batalla del “juicio final” contra sus enemigos con la pérdida de la localidad siria de Dabiq, que empleaba como instrumento de propaganda para arengar a sus seguidores.

Desde que el ISIS proclamara un “califato” en Siria e Irak en 2014, Dabiq ha estado omnipresente en la retórica de la organización tanto en sus vídeos como en sus medios escritos, y de hecho presta su nombre a una de las revistas mensuales en inglés de los yihadistas.

Los radicales han construido el simbolismo religioso en torno a Dabiq, en base a una profecía atribuida a Mahoma en la que supuestamente predijo que la batalla del juicio final entre “los romanos y los musulmanes” sería en esta población.

El augurio aparece en un “hadiz” (dicho de profeta) documentado por uno de los acompañantes de Mahoma, identificado como Abu Hureira.

El ISIS ha hecho su propia interpretación de la predicción y asegura que en ese pueblo del norte de la provincia de Alepo se producirá la lucha definitiva entre sus combatientes y los “infieles”.

importancia histórica

El coronel opositor Abu Firás, portavoz del rebelde Frente del Levante, una de las facciones armadas sirias que ayer derrotaron al ISIS en Dabiq, recuerda a Efe por teléfono que “la localidad es conocida históricamente, porque en el año 1516 hubo una batalla entre los otomanos y mamelucos en la que ganaron los primeros”.

Además, “está el hadiz del profeta, pero el ‘Dáesh’ (acrónimo en árabe de Estado Islámico) lo ha politizado para servir a sus intereses y atraer a nuevos reclutas desde fuera Siria”, apunta el responsable opositor.

El coronel Abu Firás considera que la propaganda “ha tenido un impacto importante en los ignorantes seguidores del ISIS, a los que ha lavado el cerebro a través del entrenamiento religioso y militar”.

Junto a Dabiq, otro de los sitios simbólicos para el ISIS es la zona de Amaq, en el sur de Turquía y que presta su nombre a la agencia de noticias vinculada a los radicales, que también aparece en la profecía de la batalla del juicio final atribuida a Mahoma, indica el cabecilla rebelde.

Lo cierto es que, desde el punto de vista militar o estratégico, Dabiq no tiene ninguna importancia, “hay localidades más importantes en el área, ya que no es más que un pueblo en mitad de una llanura en el norte de Alepo”, destaca el coronel Abu Firás.

Para el portavoz de la División Al Hamza, Mayed al Halabi, cuyo grupo está integrado en el Ejército Libre Sirio (ELS) y tomó parte en la operación contra los radicales en Dabiq, la derrota del ISIS supone “un golpe moral” para los yihadistas.

“El ‘Dáesh’ anunció que la batalla épica más grande iba a producirse en Dabiq y había movilizado a un gran número de combatientes”, subraya en declaraciones a Efe por internet.

Sin embargo, “conseguimos cercarla y les vencimos, ahora sus mentiras quedan claras ante la gente”, opina Al Halabi.

A juicio del comandante de la brigada Sultán Murad del ELS, coronel Ahmed Ozman, el ISIS intenta dar credibilidad a sus palabras asegurando que es musulmán: Aun así, “nosotros sabemos que su comportamiento está alejado del islam”, dice a Efe por teléfono.

De hecho, “todo lo que anunciaron sobre Dabiq no son más que engaños”, sentencia Ozman.

El coronel rebelde detalla que la victoria de los insurgentes sirios, que estuvieron apoyados por la aviación y tanques turcos, fue rápida, porque “Dabiq es un pueblo pequeño y los seguidores del ‘Dáesh’ no podían moverse bien con el cerco y decidieron retirase”.

El Daesh se enfrenta ahora al reto de explicar a sus combatientes su derrota en “la batalla de juicio final”, ante la ingente cantidad de material propagandístico que ha emitido en los últimos años sobre Dabiq.

Su propio líder, Abu Bakr al Bagdadi, la nombró en su discurso de diciembre. Esta población ha sido escenario de masacres del ISIS como la decapitación del rehén estadounidense Peter Kassig en noviembre de 2014 o de reportajes propagandísticos.

Sin embargo, anticipándose a su propia derrota en la última edición de su revista por internet “Al Nabá” (las noticias), el ISIS quiso justificarse ante sus militantes con un artículo sobre Dabiq, en el que sostiene que sus adversarios no diferencian entre “la batalla pequeña de Dabiq y la gran (batalla) épica”.

Con este giro propagandístico, el ISIS parece que se inclina por posponer “su batalla” épica para salvar la cara ante sus seguidores.

también puedes ver: imágenes del atentado suicida en pakistán

Fuente: EFE


Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a seguirnos en Facebook, Twitter y Google+