Peru.com

santa rosa de lima, patrona del perú

peru.com santa rosa de lima, patrona del perú El Pozo de los Deseos de Santa Rosa de Lima

El Pozo de los Deseos de Santa Rosa de Lima

El Pozo de los Deseos de Santa Rosa de Lima
  • El Pozo de los Deseos de Santa Rosa de Lima. (Foto: Peru.com)
  • Jueves 16 de agosto del 2012 - 04:40 | 23315 visitas

Un fervor que despierta en agosto. El Pozo de los Deseos de Santa Rosa de Lima, ubicado en el santuario del mismo nombre, congrega cada octavo mes del año a miles de creyentes católicos, niños y jóvenes en edad escolar, desamparados y curiosos a este acto para pedirle un deseo a nuestra santidad peruana.

Lima . Ellos piden solución a cada uno de sus problemas, anhelos casi siempre inalcanzables y hasta una pequeña ayuda en el amor. Un refugio para los sueños. A nuestra llegada, cientos de escolares coreaban al aire cánticos juveniles y risas contagiosas. Los vendedores hacían su correspondiente agosto con sus pendientes, libros llenos de oraciones, rosarios y diferentes recuerdos de la solicitada santa. Dentro del santuario sólo se podía escuchar una algarabía infantil de que los mucho de ellos aún no entendían el porqué de su asistencia a tan histórico lugar.

Durante el recorrido, había un lugar que acaparaba la atención de todos. Era el Pozo de los Deseos. Los niños acompañados de sus tutoras depositaban uno por uno su carta, la cual depositaban dentro del hoyo con el fin de llevar el ritmo de la tradición de los más viejos. Aparte de ellos, se acercaban familias enteras y peatones ocasionales a lugar donde – según cuenta la historia – se elevaban al cielo las esperanzas para ser escuchadas por Dios.

La Congregación de Dominicos, vigilantes perpetuos del santuario religioso, nos recibieron con los brazos abiertos. La hermana Rosa Esperanza nos contó que “Santa Rosa era una mujer de mucha mortificación” y que para hacer penitencia “ella se colocó un cinturón – una cadena – y la llave del candando la botó al pozo”. A reglón seguido, dijo que “cuando su confesor y sus familiares descubrieron que la cadena ya se había incrustado en su piel, su confidente le ordenó sacárselo, pero ella le dijo lo sucedido y se fue a llorar al pozo. Fue ahí donde el Señor le otorgó la gracia y milagrosamente la cadena se abrió. Por eso la gente viene a invocar al Pozo de los Deseos”.

Al preguntarle sobre la expectativa ante la convocatoria del emblemático lugar, como todos los años, la religiosa afirmó que “la gente es muy devota de Santa Rosa y sobre todo en estos meses”. “Ellos vienen a invocar y pedir su intersección porque ella intercede por ellos delante del Señor. La gente es muy devota de Santa Rosa”, añadió.

El encargado de velar por la religiosidad del histórico templo es el padre Juan José Ungidos, prior del santuario de Santa Rosa. Él nos relató que “todo esto es santo. Ella santificó todo el lugar”. “En estos días está lleno de niños. Pienso que pasan todos los colegio de Lima para honrar a Santa Rosa y a echar una cartita con un deseo en el pozo”, alegó al referirse por la gran concurrencia de escolares al recinto.

¿Qué hacen con las cartas del fondo? Será una duda que todos nos preguntamos. “Este pozo tiene profundidad de 19 metros. Las cartas se quedan ahí y pienso que el mismo calor y la humedad del tiempo las van desintegrando”, respondió el padre. “Son dichos de la gente, pero no se sacan las cartas”, aseveró.

El prior nos contó sobre alguna anécdota sobre un deseo cumplido por nuestra santa. “Recuerdo una vez un matrimonio argentino que tenía problemas. Se encomendaron a ella porque allá también tienen un monumento a Santa Rosa. Pidieron vivir en paz y ahora se llevan bien. Eso fue hace tiempo y ellos regresaron el año pasado para agradecer ese milagro a Santa Rosa”, dijo.

El padre Juan José tiene buenas expectativas de la concurrencia al pozo este 30 de agosto. “La fiesta no puede ser de otra manera que con misas. La gente llena completamente el templo y todo el día llegan al pozo, hacen su fila y dejan su cartita en el pozo. Es un fervor enorme”, manifestó.

Así como él, miles de devotos se acercarán al Pozo de los Deseos, depositarán sus sueños mediante envoltorios hechos de papel y se transferirán a las manos de nuestra santa, quien se los llevará al Todopoderoso. Una tradición y fervor de todos los años. “Una devoción extraordinaria. Una petición incesante. Una gratitud enorme”, fueron las palabras del padre al despedirse.

Fuente: Peru.com

VER COMENTARIOS