• | 135 visitas

Los más feos se pueden quedar con las mujeres más lindas

Un estudio explica las razones de que aquellos hombres no tan agraciados pueden despertar la atención de las más bellas.

pinteres Los más feos se pueden quedar con las mujeres más lindas
  • Una investigación pone de manifiesto la explicación de grupos de mujeres por hombres menos agraciados.

¿Cómo hacen algunos hombres para conquistar a las mujeres más lindas? Ello no necesariamente puede tener una explicación en el físico. Un estudio llegó a una conclusión certera: todo se debe a su falta de autocrítica.

Carin Perilloux encargado del departamento de psicología del Colegio Williams de Massachusetts y cabeza del estudio, refirió que “en el proceso de conquista un hombre puede cometer dos errores”. Puede pensar: ¡Realmente llamo la atención de esta mujer! (hecho incierto en verdad por ellas), dando paso a todo un momento de tensión y vergüenza. O cuando se da el momento en que ella realmente está interesada, por su inseguridad y miedos, pierde la oportunidad de estar con ella”.

El estudio sometió a 96 hombres y 103 mujeres con el fin de interactuar entre ellos. Dentro de lo que se denominaba “encuentros relámpago” los participantes clasificaban a sí mismos y a sus parejas en una escala de belleza y reflejando el interés que tenían en el aspecto sexual. Mientras que aquellos hombres que se sentían atractivos, percibían mayor interés de las mujeres hacia ellos; las mujeres tendían a subestimar el interés de los hombres. Las mujeres, dice Perilloux, deben hacer más explícitas y mostrar sus intenciones“lo más claras posibles”, o la falta de ellas.

Estudios anteriores ya habían mostrado que muchos hombres tienden a sobrestimar el interés que despiertan en las mujeres. En el caso de los hombres que buscan una relación de corta duración, dice el estudio, “los problemas adaptativos son algo diferentes”. “Estos individuos están limitados principalmente por el número de parejas, así que la sobrestimación es incluso más importante”. Los hombres deben estar conscientes de que su percepción puede contener errores, pero esto no debe impedirles actuar sino debe ser una advertencia “para evitar que más tarde les rompan el corazón”.

0