Peru.com

peru.com Epic Sony pedirá que espectadores paguen lentes 3D en cines
  • | 63 visitas

Sony pedirá que espectadores paguen lentes 3D en cines

El estudio quiere ahorrarse los 10 millones de dólares que le cuestan las gafas especiales por cada película en tercera dimensión.

pinteres Sony pedirá que espectadores paguen lentes 3D en cines
  • Sony quiere que público pague sus gafas 3D en cines. (Foto: Internet)

Estados Unidos. La disputa que mantienen algunos estudios de Hollywood con las cadenas de salas de cine por el costo de los lentes especiales de 3D, amenazan con desembocar en un aumento de precio para los espectadores de hasta 3 dólares por entrada, además del extra que ya tienen que pagar por ver películas con esta nueva tecnología.

Sony ha sido el primer estudio en asegurar que quiere dejar de pagar por las gafas, algo que le cuesta 10 millones de dólares por película. En un comunicado, aseguran que dejarán de abonar los 45 centavos por entrada a la empresa RealD para cubrir el precio de la gafas, un movimiento que ha provocado las cadenas de cine hayan amenazado con dejar de proyectar las películas en 3D si eso sucede.

Nadie parece querer hacerse cargo de ese coste añadido que suponen las tres dimensiones, un negocio que ha disparado la taquilla en la mayoría de los títulos que se han estrenado en los últimos dos años. Sin embargo, la consideración de Sony llega con el primer bajón de audiencia en determinadas películas que no han dado los frutos esperados.

La crisis económica y la dudosa calidad de la conversión de algunas cintas han hecho que el público opte por la opción más barata y tradicional. Sin embargo, desde los estudios de Hollywood saben que hay apetito por el 3D si la propuesta es la adecuada, como es el caso de “The Lion King”, todo un fenómeno en taquilla pese a tratarse de una cinta antigua, estrenada en 1994. De momento ha recaudado 65 millones de dólares.

Sony quiere que se haga en Estados Unidos lo que ya es costumbre en otras partes del mundo: que el espectador alquile o pague por sus gafas para llevárselas a casa, con la opción de volver a usarlas en los cines siempre que quieran.

Fuente: Elmundo.es

0